Credit Suisse declara su preferencia por la banca española y minimiza el riesgo político

Sobrepondera a CaixaBank, Unicaja y Banco Santander

Cree que la economía española está a la mitad de la fase de recuperación

Credit Suisse declara su preferencia por la banca española y minimiza el riesgo político
Reuters

Las señales de enfriamiento de la economía de la zona euro y la perspectiva de que el BCE no subirá los tipos de interés hasta al menos pasado el verano del próximo año no han disuadido a Credit Suisse de apostar con fuerza por la banca minorista europea y en especial por la española. De hecho, el sector financiero español es el preferido del banco suizo, a pesar de la fuerte caída bursátil que acumula en el año y de riesgos como el impuesto a la banca que estudia el Gobierno.

Credit Suisse quita hierro precisamente a los factores por los que ha sufrido la cotización de los bancos españoles, como su exposición a los mercados emergentes o el riesgo político. Y centra sus preferencias en CaixaBank, Unicaja y Santander, a los que tiene con recomendación de sobreponderar. Su lista de valores bancarios europeos favoritos se completa con UBS, Natixis, Lloyds, Danske Bank y ABN Amro. 

Credit Suisse contempla un favorable escenario para el negocio de banca minorista, el dominante en la banca española y que solo en los bancos más globales como Santander y BBVA representa el 75% de los beneficios, un porcentaje que se eleva en el resto de entidades. El banco suizo cree que las rentabilidades de la deuda van a comenzar a subir y prevé de hecho un repunte del bund alemán de 80 puntos básicos en los próximos seis meses. Además, confía en la recuperación de los índices PMI de actividad y en la estabilización del conjunto de la zona euro, con Italia respetando la limitación de que su déficit no se exceda del 3% del PIB.

Respecto a la banca española, su apuesta favorita, destaca como puntos a favor su exposición mayoritaria al negocio minorista y su mayor sensibilidad a unos tipos de interés más elevados, que se reflejará en más rentabilidad en el negocio hipotecario cuando los tipos suban. Credit Suisse destaca además que el riesgo político en España es limitado, a pesar del reciente cambio de Gobierno y del desafío soberanista catalán. "España afronta un riesgo político limitado", señala.

Sobre la situación económica española, Credit Suisse señala que está "en la mitad de una fuerte recuperación que parece mucho más sostenible que la italiana".  

Normas