Tu próximo coche podría estar impreso en 3D gracias a las nuevas impresoras de HP

Tu próximo coche podría estar impreso en 3D gracias a las nuevas impresoras de HP

HP ha presentado sus impresoras 3D de metal con gran formato

El día de mañana, en un futuro más a largo plazo, es posible que te compres un coche que haya sido impreso en 3D, en lugar de fabricado por el método actual. Como es lógico, hablamos de su chasis o de varias de las piezas de metal que lo componen. Y ahí está la clave, ya que al igual que hemos visto cómo en unas horas se pueden fabricar casas impresas en 3D, también es posible hacerlo con vehículos. Todo ello gracias a una nueva impresora presentada por HP, que puede revolucionar la industria del automóvil y la forma en que se fabrica este, vamos a conocer esta interesante y revolucionaria impresora.

Impresión 3D de metal en gran formato

Eso es precisamente lo que ofrece la nueva impresora HP Metal Jet, una forma rápida de imprimir el chasis o bastidor de un vehículo en metal. Una forma exprés de construir algo que hoy en día sólo se lleva a cabo en grandes mega factorías. De esta forma, esta impresora, que tendrá un precio de unos 400.000 dólares por unidad, será capaz de imprimir grandes piezas de metal, que no sólo ayudarán a la industria del automóvil, sino a muchas otras que actualmente no pueden permitirse la creación de piezas de gran tamaño de metal bajo demanda.

HP Metal Jet
El enorme tamaño de las HP Metal Jet permite imprimir piezas de metal de varios metros

Al igual que ya leímos hace unos meses que algunos fabricantes de coches serían capaces de imprimir sus propias piezas para un vehículo en el taller, sin necesidad de pedir las piezas y que estas lleguen tarde y con sobrecoste. De hecho HP ya ha llegado a acuerdos con grandes fabricantes como Volkswagen para la industria automovilística, o Johnson & Johnson Medical Devices, para ayudar al desarrollo de productos médicos. Es evidente que la máxima de crear un vehículo íntegramente a partir de una impresora 3D de metal es algo aventurado hoy en día, pero es muy posible que se puedan imprimir diferentes partes del vehículo acabadas en metal, bajo demanda.

Actualmente la impresión 3D es una parte muy pequeña de la industria, pero se espera que para el lustro entre los años 2030 y 2035 esta pueda alcanzar los 10 mil millones de dólares. De hecho esperan que se puedan propagar por la industria y consolidarse como un método de fabricación dentro de diez años. Como es lógico, para poder imprimir tales piezas de metal, estas impresoras cuentan con una superficie de impresión enorme, para lo que estamos acostumbrados. Podrán imprimir objetos metálicos con un volumen de hasta 430x320x200 milímetros. Sin duda estamos ante una revolución en la industria, que sobre todo, y como recuerdan desde HP, reducirá los costes de fabricación de infinidad de piezas y estructuras que ahora son muy costosas de crear.

Normas