Robles dice que la venta de bombas no está paralizada y tranquiliza a Navantia

La Ministra de Defensa asegura también se encuentra en revisión todos los proyectos de su cartera

La funcionaria destaca que las relaciones con el país árabe son “sólidas y fuertes”

La Ministra de Defensa, Margarita Robles, este lunes durante su comparecencia en el Senado.
La Ministra de Defensa, Margarita Robles, este lunes durante su comparecencia en el Senado.

La Ministra de Defensa, Margarita Robles, ha negado este lunes que la venta de 400 bombas de precisión láser por 9 millones de euros a Arabia Saudí haya sido revocada, pero ha afirmado que se encuentra “en estudio”, al igual que “todos los programas, contratos y proyectos que están en marcha [en el Ministerio]”. En su comparecencia en la Comisión de Defensa en el Senado, la ministra ha destacado que las relaciones entre España y el país árabe son “fuertes y sólidas” y ha desestimado que corra peligro el acuerdo para que el astillero público Navantia, ubicado en Cádiz, construya y venda a Arabia Saudí cinco corbetas por un valor de 1.800 millones de euros.

El lunes de la semana pasada la Cadena SER aseguró que el Ministerio de Defensa había decidido paralizar la venta de bombas a la monarquía saudí frente a la posibilidad de que fueran utilizadas para bombardear Yemen. Esta decisión generó incertidumbre por la supuesta represalia que Arabia Saudí pueda tomar, no solo en el contrato de Navantia, sino también con las empresas españolas que tienen inversiones en ese país.

Y es que algunas compañías españolas consiguieron dos grandes contratos en Arabia Saudí en los últimos años. Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) participa en la construcción del metro de Riad (capital de Arabia Saudí). Asimismo, en la construcción del AVE que unirá las ciudades de La Meca y Medina en Arabia Saudí participan las empresas públicas Ineco, Renfe y Adif, y las privadas Indra, OHL, Copasa, Dimetronic, Talgo, entre otras. El primer contrato tiene un valor de 6.736 millones de euros y el segundo, de 6.500 millones de euros.

La ministra, además, se ha focalizado en “quienes introducen el miedo” a los trabajadores del astillero y ha garantizado que el Gobierno no va a dejar “en la estacada” a los 6.000 trabajadores de la ciudad andaluza. La presidenta de la Comunidad de Andalucía, Susana Díaz, había pedido el viernes al Gobierno central que solucione “cuanto antes” esta situación. “Los contratos de Navantia deben garantizarse y mantenerse”, había remarcado Díaz.

Por su parte, los trabajadores de Navantia, mientras esperaban la comparecencia de Robles en el Senado, han anunciado que mantendrán las movilizaciones y “la presión” para que se cumpla el contrato. “No nos vamos a creer nada hasta que no veamos la chapa”, ha dicho Jesús Peralta, presidente del comité de empresa del astillero. Y ha agregado: “No nos fiamos de este Gobierno, los tres meses que lleva cada paso que ha dado recula”.

El comité de empresa ha aprobado un calendario de manifestaciones, que incluye el corte de carreteras, y que deberá ser ratificado en una asamblea este martes por la mañana.

Normas