La cartera perfecta hasta final de año

Los fondos multiactivos flexibles son la mejor apuesta si se busca una diversificación inteligente

finanzas
GETTY IMAGES

Alo largo de este año ha habido varios factores que han afectado al comportamiento de los mercados. Elecciones en Italia, Rusia, Turquía y México, tensiones comerciales encabezadas por Trump, la potencial subida de la inflación y la consiguiente retirada de estímulos por parte de los bancos centrales, entre otros, han marcado los movimientos de los mercados. En este contexto, ¿qué podemos esperar en el segundo semestre? Con elecciones importantes a la vuelta de la esquina en Brasil y el inicio de la retirada del QE por parte del BCE después del verano, los mercados estarán, previsiblemente, lejos de la estabilidad.

Dada la persistente situación de bajos tipos de interés, ¿qué deberíamos hacer para que nuestro capital invertido obtenga rentabilidades interesantes? Si nos centramos en productos de inversión, los fondos son un vehículo muy adecuado para los ahorradores particulares, que en su gran mayoría tienen un perfil inversor conservador o moderado. En concreto, en el actual contexto son especialmente adecuados los fondos multiactivos globales, que tienen la capacidad de abarcar más activos y de variar ampliamente el porcentaje invertido en cada uno de ellos en función de la visión que tenga el equipo gestor, sin las limitaciones de los tradicionales mixtos. Ir de la mano de grandes expertos con el talento de hacer una adecuada asignación de activos en momentos complicados será una parte fundamental del éxito de una inversión.

Sin embargo, no hay ningún equipo o gestor que sea infalible, por eso ha de entrar en juego la diversificación entre varios equipos, varias formas de ver el mercado, en definitiva, diversas perspectivas. De esta forma el riesgo gestor se amortigua.
La apuesta por la diversificación inteligente, basada en la construcción de una cartera equilibrada y resistente a la volatilidad de los mercados, ayuda sin duda al inversor a proteger su inversión. Hay que tener en cuenta también que un horizonte a largo plazo posibilita que fructifiquen las ideas de inversión y, por lo tanto, da acceso a más oportunidades.

En este contexto es recomendable evitar fondos de renta fija gubernamental con duraciones altas, dadas las subidas de tipos que ha anunciado la Fed. Asimismo, un dólar fuerte y una subida de las rentabilidades del bono americano pueden pesar sobre los bonos emergentes que, además, se enfrentan a elecciones en países importantes como Brasil en pocas semanas.

A la hora de elegir el fondo de inversión adecuado, en función de nuestro perfil, es importante contar con un asesoramiento financiero de calidad y con un amplio abanico de posibilidades para elegir, de entre todos, el producto que más se adecúe a nuestros intereses y objetivos. Por ello, contar con el apoyo de una entidad que disponga de arquitectura abierta es un aspecto muy importante a considerar. La arquitectura abierta en fondos permite ofrecer a los inversores tanto fondos propios como fondos de gestoras externas, por lo que el grado de personalización a las necesidades del inversor puede llegar a ser mucho mayor. Con la arquitectura abierta se busca ofrecer lo mejor del mercado, independientemente de que sea o no un producto propio, lo que también permite elegir la inversión más ajustada a las necesidades de cada inversor.

La posibilidad de acceder a fondos de gestoras internacionales es también una ventaja importante. Estamos en un mundo global, por lo que las inversiones deben ser también globales. Ofrecer productos de un número amplio de compañías gestoras de fondos, que disponen de equipos en diferentes países y de expertos en diferentes áreas, supone poder beneficiarse de ese conocimiento y del acceso a diferentes mercados. Esto permite que las carteras de fondos estén también mejor diversificadas.

Frente a un mundo que cambia con rapidez, es importante invertir el capital en activos que estén bien gestionados para obtener rentabilidad y evitar sustos. Por este motivo, aunque la volatilidad se haya instalado en los mercados, con una buena gestión y un adecuado asesoramiento es posible seguir obteniendo rentabilidad. Aun así, el ahorrador debe tener presente que la inversión a medio y largo plazo es la que puede obtener mejores resultados. “A camino largo, paso corto” sigue siendo la mejor opción.

Gracia Campos es responsable de fondos de inversión de Deutsche Bank España

Normas