Las cotizadas españolas se juegan 14.000 millones en ingresos en Argentina

La caída del peso afecta al 2% del negocio de las firmas de la Bolsa

Los analistas consideran manejable la exposición

Argentina pulsa en la foto

La fuerte depreciación que ha experimentado el peso argentino en las últimas semanas pone en jaque casi 14.000 millones de ingresos obtenidos en el país el año pasado por las empresas cotizadas españolas, según datos de MacroYield. La divisa argentina ha caído a mínimos históricos y acumula una devaluación de más del 50% frente al dólar en lo que va de año.

Esta situación impacta directamente en las ventas de las empresas de la Bolsa española, especialmente en las del Ibex (véase gráfico), en el país sudamericano, pues suponen un 1,96% de la facturación total. Estos ingresos se generan en pesos, por lo que solamente la caída de la moneda (sin tener en cuenta las malas perspectivas económicas) impacta en las cuentas de las firmas españolas: 100.000 pesos son al cambio de hoy 2.300 euros. En enero eran 4.475.

Patricia García, socia fundadora de MacroYield, considera que “la debilidad de la economía, de la moneda argentina y las experiencias pasadas en el país han llevado a las compañías expuestas allí a cubrir posiciones, aunque una depreciación de esta magnitud y tan sostenida en el tiempo no esté siendo soportada por tales coberturas, por lo que sí se están viendo afectadas”.

Las empresas con mayor volumen de ventas en Argentina son Telefónica, con 3.495 millones facturados el año pasado, Santander con 2.774 millones y BBVA con 2.018 millones, según los datos de FactSet recopilados por Macro Yield.

Sin embargo, pese al volumen de ingresos generados en el país, algunos analistas creen que el porcentaje que representa sobre las ventas totales no supone, de momento, un riesgo excesivo. “La exposición a Argentina de las principales empresas españolas no es demasiado grande. Sí es verdad que Dia, con un 16% de la facturación, y Prosegur, tienen un volumen importante”, explica Natalia Aguirre, analista de Renta 4.

Hay, no obstante, compañías de menor tamaño más expuestas al país, como son la casa de apuestas Codere, con un 35%, y Ezentis con un 15,9% de las ventas. En los resultados del primer semestre de 2018, Codere ya informó a la CNMV de una reducción en sus ingresos por valor de 65,5 millones de euros debido a la devaluación del peso.

Por su parte, el grupo de supermercados Dia reconoció en sus últimas cuentas que, a pesar de haber aumentado las ventas en moneda local, los ingresos en Argentina disminuyeron un 28,5% por el tipo de cambio.“Las dificultades económicas del país se están dejando notar ya en las cuentas de estas compañías. El impacto será mayor o menor dependiendo del sector en el que operen y el porcentaje de exposición en la región pero, en cualquier caso, negativo”, estima Patricia García.

Sin embargo, a pesar de las pérdidas que ha provocado la depreciación del peso en las empresas de la Bolsa española, el mayor peligro reside en un posible contagio de la crisis de la moneda otras divisas emergentes.

“Argentina tiene sus problemas específicos al igual que Turquía y Sudáfrica. El problema para el Ibex sería que la crisis de la divisa se extendiera de forma generalizada a toda Latinoamérica. De momento, no creemos que sea algo extensivo”, asegura Aguirre. Y es que, a pesar de la depreciación de 22% en 2018 del real brasileño, la situación económica estructural no es comparable a la que arrastra Argentina.

“Los países que tienen problemas cuentan con economías que dependen más de la financiación exterior, que tienen mucha deuda en dólares y un muy bajo nivel de reservas respecto a la deuda que tiene que pagar a corto plazo, y que cuentan con desequilibrios estructurales. Argentina, Turquía y Sudáfrica son los más afectados, pero no es algo extensivo a los demás emergentes y menos a los grandes”, aduce la analista de Renta 4.

Así, de aliada para crecer en Latinoamérica, Argentina ha pasado a ser un peligro que amenaza 14.000 millones para las cotizadas españolas.

Normas