Hesperia baraja vender a Minor el 8% de NH que usa de aval para su deuda

Sus acciones son prenda de un préstamo de 97 millones de euros

Fuentes próximas a Hesperia afirman que si esta acude lograría ganancias

NH Ampliar foto

Hesperia aún no ha deshojado la margarita sobre qué hacer con el 8,3% que controla de NH. La opa lanzada por la tailandesa Minor puede ser la oportunidad perfecta para que el grupo comandado por José Antonio Castro ponga punto final a su historia en la hotelera tras más de 15 años. Sin embargo, Castro no las tiene todas consigo.

Fuentes cercanas a la operación aseguran que Hesperia registará plusvalías si acude a la opa. Pero que esperará a la valoración que Bank of America Merrill Lynch haga sobre la oferta de Minor, de 6,3 euros por acción (2.470 millones por el 100%), para tomar una decisión. La empresa tailandesa, eso sí, quiere controlar entre el 51% y el 55%, y abre la puerta a vender acciones si logra más de ese porcentaje, como publicó CincoDías el 6 de agosto. El consejo de administración de NH –donde Hesperia cuenta con dos consejeros– encargó a este banco un informe para valorar el precio y buscar eventuales competidores. Aunque una contraopa es muy complicada, puesto que Minor tiene ya casi el 45%.

La cuestión está en que la participación que le queda a Hesperia a NH es la garantía de un préstamo concedido para la adquisión de esos mismos títulos. Según las cuentas de Hesperia de 2016, las últimas depositadas en el Registro Mercantil, los 31,9 millones de aciones que conserva en NH eran la garantía de un préstamo por 122 millones de euros que vencía el 23 de diciembre del año pasado. De acuerdo a una comunicación posterior a la CNMV, Hesperia refinanció ese pasivo firmado con Société Générale y por el que paga menos de un 1% anual. Así, a finales de 2017 amortizó unos 25 millones de euros. y suscribió un nuevo préstamo por los 97,6 millones restantes cuya prenda son esos mismos 31,9 millones de títulos de NH.

Fuentes próximas a Hespera señalan que, en caso de venta, el dinero obtenido no tiene por qué usarse necesariamente para liquidar el crédito, sino que podría renegociarse. Si finalmente acepta la opa, Hesperia se embolsaría unos 200 millones, con los que tendría más que de sobra para amortizar ese préstamo de 97,6 millones. Y se embolsaría otros 103 millones adicionales.

La historia de Hesperia en NH se remonta a 2003. Entonces lanzó una opa a 9 euros por acción, tras la venta de la última participación del fundador de la enseña (y después de AC Hoteles), Antonio Catalán, al fondo Cofir. Se convirtió con un 25% en el primer accionista de la compañía, seguido de Amancio Ortega y un ejército de cajas de ahorros. La incompatibilidad por tratarse de un competidor directo y el veto expreso del por entonces presidente de NH, Gabriele Burgio, bloqueó durante años la entrada de Hesperia en el consejo.

En 2009, en un momento especialmente crítico para la empresa, Hesperia decidió acudir a la ampliación de capital de NH. Adquirió unos 31 millones de acciones a 2,25 euros cada una, lo que supuso un balón de oxígeno para NH. Pero su participación se fue diluyendo. Primero con la entrada del holding chino HNA y después con el canje de acciones que Intesa San Paolo tenía en su filial italiana por títulos de la matriz.

En 2015, Hesperia refinanció parte de su deuda. Vendió un 8,56% de NH a Santander y retuvo un 9%, que se convierte en el actual 8,3% (un 0,2% está en manos de Castro), tras la ampliación de junio para atender la conversión de 250 millones de euros en bonos.

Normas