Distribución

Las horas del sábado en las que Dimas Gimeno quedó aislado

Reactivó la negociación con El Corte Inglés al cerciorarse de la falta de apoyos

El representante del accionista catarí, que se abstuvo en al cesar como presidente, iba a votar a favor de su expulsión del consejo

Las horas del sábado en las que Dimas Gimeno quedó aislado

La decisión ya estaba tomada. El consejo de administración de El Corte Inglés, que debía reunirse a las 9:30 horas del domingo, tenía decidido proponer a la junta de accionistas el cese de Dimas Gimeno como consejero, puesto que ocupaba desde 2010. “Pérdida de confianza”, era el motivo, como informó Cinco Días el viernes. Las opciones de un acuerdo eran mínimas.

Todo se desencadenó durante el sábado, en dos citas clave: la del patronato de la Fundación Ramón Areces, primer accionista del grupo y del que Gimeno continúa formando parte; y la junta de Cartera de Valores IASA, segundo accionista, y desde la que maneja el 2,8% del capital del grupo, aunque Gimeno aspira a segregar su participación para que esta forme parte de forma directa del accionariado de El Corte Inglés, lo que le permitiría tener la opción de poner a la venta su participación, algo que está bloqueado.

En ambas reuniones se votó a favor de apoyar el cese de Dimas Gimeno el domingo, una decisión respaldada por el comité de nombramientos de El Corte Inglés, por la representante de Cartera Mancor, Paloma García Peña, y también por Corporación Ceslar, poseedora del 9% del capital y que, aunque no tenía asiento en el consejo, fue consultada. Incluso Shahzad Shahbaz, representante del inversor catarí, tenía previsto votar a favor.

Pese a los intentos de Gimeno de sumar apoyos, los acontecimientos dejaron patente su posición de debilidad en el consejo. Llegado a ese punto, la única forma de evitar el cese era la dimisión, a través de la aceptación de un acuerdo negociado en las últimas semanas, incluso de forma personal con Jesús Nuño de la Rosa.

Según relatan fuentes conocedoras del proceso, Gimeno decidió retomar las negociaciones a través de su bufete, Cremades Calvo Sotelo, quienes junto a los representantes de El Corte Inglés, Sagardoy Abogados, se reunieron durante la tarde y noche del sábado hasta cerrar un pacto definitivo.

La salida de Dimas Gimeno supone la consolidación de Marta y Cristina Álvarez como las personas de verdadero peso en el consejo de la compañía, con el respaldo de la Fundación Ramón Areces.

Normas