Blogs por Alexis Ortega

¿Vuelven los días convulsos?

Tras un breve paréntesis de calma, todo parece apuntar a que los mercados financieros volverán a fijarse en Turquía. La crisis turca esta dando ya sus consecuencias política con una Turquía, miembro de la OTAN y jugador activo en el débil equilibrio de Oriente Medio, que se aleja paulatinamente de EE.UU. y se acerca cada vez más a Rusia. Como colofón a todo ello, la guerra comercial (con anuncios y represalias de cada bando) que ha acentuado los desequilibrios de la economía turca, recalentada por un crecimiento excesivo y con una inflación en el 15%. Erdogan, que en las últimas elecciones ha reforzado su poder y, en especial su control sobre la economía, debería subir los tipos de interés drásticamente. Pero no lo hace.

Este fin de semana, las dos grandes agencias de calificación, Standard & Poor’s y Moody’s, han rebajado la calificación de la deuda turca (a largo plazo en moneda extranjera de BB- a B+, y la de a largo plazo en moneda local de BB-a BB.). El mercado, por lo tanto, espera nuevas amenazas por parte de Estados Unidos con lo que no darán la crisis por cerrada.

Esta crisis puede contagiarse a otros mercados emergentes entre los que más destacan es el de Argentina, a la que ya muchos analistas ven en recesión, o Venezuela, que este fin de semana ha devaluado su divisa un 95,8%. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el pasado viernes que la nueva denominación de la moneda nacional que entrará en vigor hoy lunes 20 de agosto, el bolívar soberano, estará anclado al petro (que es como se llama la criptomoneda gubernamental), y esta a su vez tiene un valor "oscilante de 60 dólares o más".

Pero además, el mandatario venezolano indicó que cada petro tendrá un valor de 3.600 bolívares soberanos o 360 millones actuales lo que arroja un cambio resultante de 6.000.000 de bolívares por dólar. Aun a falta de todos los detalles, que serán anunciados en los próximos días, diversos economistas han advertido que con lo poco que se conoce implica que el gobierno devaluó en 95,8 % la moneda nacional, pues un dólar pasará de costar 248.832 a 6.000.000 de bolívares.

La pregunta es ¿aliviará todo ello la hiperinflación que azota al país petrolero, que según cálculos del FMI alcanzará 1 millón por ciento este año?.

Normas