Telefónica eleva la inversión en I+D un 13,5% en plena llegada de Aura

Alcanza los 497 millones de euros hasta junio

La operadora acumulaba descensos en estas partidas desde el año 2014

Telefónica eleva la inversión en I+D un 13,5% en plena llegada de Aura

Telefónica parece volver a impulsar las actividades de investigación y desarrollo (I+D). Así, la operadora española registró un gasto total de I+D de 497 millones de euros durante el primer semestre del año, cifra que supone un incremento del 13,5% con respecto a los 438 millones de los primeros seis meses de 2017.

En su informe financiero correspondiente al primer semestre, la compañía señala que estos gastos representaron el 2,0% y 1,7% de los ingresos consolidados en el primer semestre de 2018 y de 2017, respectivamente.

El aumento se produce tras varios años de recortes de la operadora en la inversión en I+D. En términos anuales, Telefónica redujo estas partidas en los ejercicios de 2015, 2016 y 2017. Así, el gasto anual total en 2014 fue de 1.111 millones de euros, para pasar a 1.055 millones en 2015; 906 millones en 2016 y 862 millones en 2017.

De mantenerse el ritmo actual, la teleco volvería a coquetear en 2018 con la cifra de los 1.000 millones de euros en inversión anual en I+D.

En cualquier caso, y pese a estas reducciones, Telefónica se ha mantenido en los primeros puestos de los rankings de inversión en I+D, tanto en España como en las clasificaciones internacionales del propio sector de las operadoras de telecomunicaciones.

Al mismo tiempo, el descenso de los últimos años se ha encuadrado en las estrategias del grupo español de ajustar el control de gastos, para acelerar los planes de reducción de deuda a través de la vía orgánica. Una política que se ha aplicado en todas las áreas y operaciones.

El aumento de la inversión en I+D en el primer semestre de 2018 coincide con la llegada de Aura, el asistente digital con inteligencia artificial basado en la cuarta plataforma desarrollado por Telefónica. Aura se ha convertido en una de las grandes apuestas tecnológicas de la operadora en los últimos años, e inicialmente está llegado a España, Alemania, Reino Unido, Brasil, Argentina y Chile. La intención es llevar este asistente digital a más países en el futuro. El proyecto cuenta con el respaldo de gigantes tecnológicos como Microsoft, Google y Facebook.

La teleco reitera su mensaje sobre la necesidad de invertir en el desarrollo de nuevos productos, tecnología y servicios para continuar compitiendo con eficiencia con los actuales o futuros competidores, ante el riesgo de que puedan verse reducidos los beneficios, y los márgenes asociados a los ingresos de sus negocios. “Los márgenes derivados de los negocios tradicionales de voz y datos se están viendo reducidos, a la vez que surgen nuevas fuentes de ingresos como las derivadas de internet móvil y de los servicios que se están lanzando sobre la conectividad”, explica la compañía que preside José María Álvarez-Pallete en su documento.

En el citado informe, Telefónica vuelve a destacar que una de las tecnologías por las que están apostando más los operadores son las redes de fibra óptica, que permiten alcanzar velocidades de 300 Mbps y ofrecer servicios de televisión de alta definición. En este sentido, la compañía ha impulsado el desarrollo de nuevos servicios en torno a las nuevas infraestructuras de fibra óptica, con las que ya ha llegado a 20,2 millones de unidades inmobiliarias en el mercado español.

En este sentido, las actividades de innovación tecnológica de Telefónica se enfocan en tres grandes áreas: el desarrollo de nuevas redes, con la fibra óptica, el móvil 4G, el futuro 5G, la virtualización, entre otros ámbitos; el desarrollo de nuevos productos y servicios, con áreas como los smartphones, el big data, el cloud computing, el internet de las cosas, los servicios de vídeo y la denominada cuarta plataforma; y la investigación experimental y aplicada, área en el que Telefónica cuenta con un conjunto de científicos para analizar las tecnologías disruptivas del futuro.

En términos internos, Telefónica explica que basa su estrategia de innovación en el equilibrio entre dos modelos principales. Por un lado al promover sus capacidades internas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I). En este sentido, la mayor parte de los trabajos se realizan a través de la filial Telefónica I+D, si bien en los últimos tiempos ha impulsado Telefónica Innovación Alpha, cuyo objetivo es enfocarse en la innovación de productos y en el desarrollo de tecnologías disruptiva.

Por otro lado, Telefónica ha impulsado la creación de ecosistemas abiertos de innovación, en el que destaca la iniciativa de Open Future (engloba Think Big, Talentum Startups, Wayra o Amerigo, entre otras áreas) como un programa global diseñado para conectar a emprendedores, startups, inversores, fondos de capital riesgo y organizaciones públicas y privadas de todo el mundo. La teleco ha aprovechado las tecnologías de algunas de las empresas aceleradas en Open Future para sus propias operaciones.

Llegada del Movistar Home

Telefónica sigue dando pasos para el despliegue de Aura, su asistente digital, en el mercado español. La operadora ya está preparando el lanzamiento del dispositivo inteligente Movistar Home para este mes de octubre en España, que permitirá al usuario interactuar con Aura. Este equipo se convertirá en un centro de conexión para todos los dispositivos del cliente en el hogar, desde el que podrá gestionar todos los servicios contratados.

Los clientes de Telefónica ya pueden interaccionar con Aura por otras vías. De hecho, la compañía destacó la pasada semana que 470.000 usuarios ya hablan con Aura para gestionar los contenidos de la plataforma televisiva Movistar+ a través de las aplicaciones en los dispositivos móviles con los sistemas operativos Android de Google e iOS de Apple. La voz es el acceso favorito de estos usuarios para la búsqueda de contenidos con Aura en Movistar+.

En junio pasado, Telefónica puso en marcha toda su maquinaria, con una amplia campaña publicitaria para dar a conocer Aura entre los clientes. Este movimiento estuvo encabezado por el propio presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, quien ha dejado claro en distintas ocasiones que la intención es revolucionar la relación con el cliente y devolver los datos al usuario.

Normas