La compra del Arsenal por Stan Kroenke puede tener segundo tiempo

La oferta del multimillonario por el 30% que no controla evita que el club se endeude ahora, pero no excluye un enfoque diferente más adelante

Stan Kroenke, dueño del Arsenal, en un partido contra el Burnley, en mayo pasado.
Stan Kroenke, dueño del Arsenal, en un partido contra el Burnley, en mayo pasado.

La compra del Arsenal por parte de Stan Kroenke podría tener un segundo tiempo. A primera vista, la oferta del multimillonario estadounidense por el 30% que no controla del club de fútbol londinense, que valora este en 2.000 millones de euros, evita que la entidad se endeude en este momento, pero no excluye un enfoque diferente más adelante.

Kroenke financiará su operación mediante una línea de crédito puente de 618 millones de euros de Deutsche Bank que le costará anualmente el líbor más un 2,25% durante dos años. Los consejeros independientes del Arsenal se apresuraron a señalar que la financiación de la oferta no afectaría al club. Es un mensaje positivo, dada la alergia de algunos aficionados a la familia Glazer, que apalancó el Manchester United.

Aún así, cuando Kroenke sea el dueño absoluto, tendrá más margen de maniobra. En noviembre, Arsenal solo tenía 62 millones de euros de deuda neta. El nuevo propietario podría pedir un préstamo con cargo a los activos o a los flujos de caja del club para reembolsar a Deutsche Bank cuando el puente venza, o pagarse a sí mismo un dividendo.

Si el entrenador, Unai Emery, consigue el éxito deportivo, eso no importará. Eso implicaría clasificarse para la Liga de Campeones, cuyos ingresos por televisión revertirían la caída interanual del 12% en los ingresos en junio-noviembre de 2017, y en la que lleva dos años sin entrar el equipo.

Si este sigue yendo regular, la venta de entradas y los ingresos comerciales podrían seguir cayendo. Dado que Kroenke entró en el Arsenal hace más de una década, le afecta la afirmación –hecha en 2012 por Alisher Usmanov, el dueño saliente del 30%– de que el consejo no ha invertido lo suficiente en jugadores de élite.

Así pues, sería arriesgado endeudar demasiado el grupo. Es cierto que la valoración de Kroenke está respaldada por una estimación de KPMG de 2.100 millones de euros, que sugiere que el Arsenal podría asumir más préstamos. Pero la naturaleza inconstante de los aficionados y la actuación errática del equipo implican que bien podría acabar siendo un gol en propia meta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas