Naturgy aprueba un nuevo plan de incentivos para 200 directivos

El nuevo esquema de remuneración, denominado ILP, está directamente vinculado al valor total generado para el accionista durante el período establecido

Francisco Reynés podría percibir un importe total de 12,5 millones de euros

Naturgy

Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, ha aprobado un nuevo plan de incentivos a largo plazo para el equipo directivo que durará como mínimo hasta el 31 de julio de 2023 y que afectará hasta a 200 profesionales, incluido el presidente ejecutivo, Francisco Reynés.

El Consejo de Administración de Naturgy ha aprobado este nuevo esquema de remuneración, bautizado como ILP, que se alinea con los objetivos del plan estratégico 2018-2022 que la multinacional presentó el pasado mes de junio en Londres.

Una de las novedades de este nuevo plan de incentivos es que está directamente vinculado al valor total generado para el accionista durante el período establecido, según ha informado hoy Naturgy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil. En este sentido, el documento define la creación de valor para el accionista como el resultado de la suma de todos los dividendos efectivamente pagados durante el mismo período más la revalorización de la acción durante dicho plazo.

Otra diferencia respecto al anterior plan, conocido como PREMP, es que devenga el derecho de los directivos de cobrar al final del período, en lugar de devengos anuales, e incluye una cláusula de claw back -dinero que debe devolverse debido a circunstancias especiales- durante los siguientes 18 meses al devengo efectivo del plan. En el nuevo ILP, la única variable objetivo es el valor total generado para el accionista durante el período de vigencia del plan, en este caso hasta 2023. Además, se establece un requisito de devengo ligado a un umbral mínimo de rentabilidad anual para el accionista. En este aspecto, el nuevo ILP es "sustancialmente diferente" al anterior PREMP, que consideraba una cesta de varios objetivos, en su mayoría de carácter operativo, lo cual hacía que se solapara además con la retribución variable anual.

En el caso del presidente ejecutivo de la compañía, Francisco Reynés, el plan, que abarca hasta julio de 2023, toma como base del incentivo la cantidad de 1,25 veces la retribución dineraria fija anual multiplicada por el periodo que abarca el esquema. La antigua Gas Natural Fenosa fijó una retribución fija para Reynés de 2 millones de euros al año, incluyendo la remuneración que perciba por su pertenencia a cualquier órgano de administración de cualquier sociedad del grupo. De esta manera, el ejecutivo de la energética podrá percibir a lo largo del periodo del plan de incentivo variable a largo plazo un importe total de 12,5 millones de euros.

Para hacer efectivas las obligaciones derivadas del ILP, Naturgy explica que creará un vehículo societario al que dotará de los recursos suficientes y una adecuada estructura de capital para que pueda adquirir acciones de la compañía. Dicho vehículo se beneficiará, al igual que el resto de accionistas, del retorno de su inversión y utilizará el resultado neto generado al final del período para abonar los incentivos a los directivos y minimizar así el coste efectivo del plan para la multinacional energética

Normas