Financiación urgente

Créditos rápidos o cómo pedir 5.000 euros y tener que devolver casi el doble

Para cantidades pequeñas a corto plazo, la TAE llega a superar el 1.000

Los expertos llaman a hacer un “uso responsable” del dinero fácil

Créditos rápidos o cómo pedir 5.000 euros y tener que devolver casi el doble

El verano es una fecha propicia para el negocio de los minicréditos o préstamos rápidos, con los que es posible obtener efectivo suficiente -de forma exprés y sin apenas trámites- para una escapada vacacional o afrontar un gasto imprevisto. Ya sea para un viaje, un capricho estival o para salir de un apuro, la oferta es cada vez más amplia y variada, especialmente en internet, donde han proliferado este tipo de productos en los últimos años.

Se trata de una opción de financiación en auge tras los años de crisis –en los que la banca tradicional cerró el grifo del crédito– y la competencia va en aumento. Las entidades prestamistas se han multiplicado y solo en el último año se han creado 50 nuevas. Eso sí, los expertos aconsejan un “uso responsable y medido” del dinero rápido y evitar recurrir a estos créditos inmediatos si no se tiene cierta solvencia económica.

Una fórmula sencilla son los créditos online. Una vez realizada la solicitud, la respuesta es casi en el momento y, en circunstancias normales, se puede recibir el dinero incluso en pocos minutos. La mayor parte de estos préstamos son gratuitos para nuevos clientes y no exigen disponer de una nómina o aval para su aprobación. Es una carta de presentación que sirve como gancho. Así, en un primer préstamo se pueden conseguir hasta 1.000 euros sin intereses. En SolCrédito prometen ingresar esa cantidad en cuenta en tan solo 15 minutos sin papeleos a devolver en 30 días, con la posibilidad de prorrogar el plazo hasta 45 días, aunque con recargo del 20%. Por su parte, Ferratum Money da hasta 500 euros a 30 días sin coste la primera vez, únicamente rellenando un formulario desde el ordenador o el móvil, lo mismo que HolaDinero, aunque aquí el plazo de devolución sin intereses es más amplio, de 61 días, y se piden ingresos demostrables. Otros como Wonga, Dineo o Vivus ofrecen 300 euros como máximo para las nuevas altas.

Las condiciones varían según la empresa financiera. La mayoría ofrece períodos de aplazamientos con un coste añadido (por ejemplo, 39 euros por 30 días adicionales en Viaconto) o cancelación con gastos. En el caso de MoneyMan, es posible encadenar créditos sucesivos durante hasta cuatro meses.

Pero, además de las posibles ventajas, hay que tener muy en cuenta los tipos de interés que se aplican cuando ya no se trata del préstamo de bienvenida. Por lo general, son elevados y la TAE (Tasa Anual Equivalente) puede superar 1.000%, sobre todo cuando se trata de cantidades pequeñas a plazos muy cortos. Es la contrapartida a las facilidades de financiación.

En HolaDinero, para segundos préstamos hasta 1.000 euros, los honorarios ascienden a 650 euros, de manera que la TAE es del 1.333%, En LunaCredit, que ofrece préstamos a reembolsar entre siete y 30 dias, la TAE mínima es del 3.112.60% y la máxima, del 5431.20%. Así, para un importe de 300 euros a pagar en un mes, el cliente deberá devolver un total de 399 euros en el mejor de los casos. En Dispon.es, el TAE por disponer de 400 euros a un plazo de 33 días es del 2.087%, de manera que la comisión es de 135 euros.

Como gancho, la mayor parte de estos productos son gratuitos para nuevos clientes y no exigen nómina ni aval para su aprobación

También es posible solicitar importes más elevados. En Monedo Now ofrecen hasta 5.000 euros a 36 meses teniendo que pagar 4.520 euros en intereses, de manera que se tienen que devolver un total de 9.520 euros. En Creditea, a través del crédito ‘Siempre a mano’, los usuarios pueden acceder a una línea de crédito desde 500 euros hasta 5.000 euros con un plazo de devolución desde 61 días hasta 36 meses. La TAE mínimo es del 24,9% y el máximo, del 381% “destinado a los perfiles de mayor riesgo”, apunta la entidad, que pone como ejemplo que para un crédito de 4.000 euros a pagar en 12 meses sin comisión de apertura, de estudio o por cancelación, la TAE es del 79%.

Y Cofidis acaba de rediseñar su producto más representativo, el Crédito Proyecto, con el objetivo “de que sea más accesible y se adapte al consumidor”. Así, ofrece más flexibilidad en lo relativo a los tipos de interés y los plazos de devolución. En la categoría de Viajes, la entidad aumenta también el importe de financiación, que va de 4.000 euros a 15.000 euros, a devolver como mínimo en 12 meses y hasta 96 meses. La horquilla TAE oscila entre el 6,12% y el 12,68% en función de las condiciones.

La principal barrera para los solicitantes es aparecer en un registro de morosos como el ASNEF. “El motivo es la nula fiabilidad del cliente”, señalan los expertos del proyecto de educación financiera ‘Economía para ti’ de Cofidis.

Consideraciones

Financiación puntual. Desde HelpMyCash.com se aconseja pedir créditos rápidos solo cuando se puedan devolver con seguridad y no usarlos como manera de financiación habitual. “Este tipo de créditos rápidos están diseñados para conseguir liquidez extra en momentos puntuales. Si los utilizamos como un método de financiación habitual, podemos acabar envueltos en una espiral de deudas”.

Impago. El impago puede salir caro. La penalización es en la mayoría de los casos del 1% por cada día de retraso.

Ingresos mínimos. Las entidades prestamistas suelen requerir que el cliente tenga ingresos mínimos, generalmente de entre 400 euros y 800 euros.

Requisitos. Para ser aceptado como solicitante, generalmente hay que ser residente en España, tener entre 21 y 70 años, tener una cuenta bancaria, una cuenta de correo activa, teléfono móvil de uso diario y un historial de crédito positivo.

Letra pequeña. Siempre hay que leer con atención todos los términos del contrato, con especial atención a posibles gastos adicionales.

Normas