Santander despega siguiendo la estela de la economía española

Los ingresos netos por intereses de Santander crecieron un 32%, a más de 1.000 millones de euros

La presidenta del grupo Santander, Ana Botín.
La presidenta del grupo Santander, Ana Botín.

Santander está despegando. El banco español con más activos vio crecer sus ingresos nacionales en un tercio en el segundo trimestre, superando de largo a los de sus unidades internacionales. Durante la crisis del grupo en el periodo 2010-2012, BBVA y el banco ahora dirigido por Ana Botín tendieron a pregonar su diversificación en el extranjero y a restar importancia a sus turbulentos mercados nacionales. Algo que podría cambiar ahora.

España está en un buen lugar. La cuarta mayor economía de la zona euro ha estado recuperándose después de salir de la recesión en 2013. Se espera que la economía crezca un 2,8% este año, más fuerte que las previsiones de Alemania y Francia. Lógicamente, eso debería significar un mayor apetito de los consumidores por los préstamos, y se resolvió en el segundo trimestre. Los ingresos netos por intereses de Santander crecieron un 32%, a más de 1.000 millones de euros.

La entidad también registró un nivel similar de crecimiento en los ingresos por comisiones, lo que sugiere que su banco está haciendo un buen trabajo vendiendo otros productos. Esto es justo, ya que tras la adquisición de Banco Popular el año pasado, el grupo tiene una quinta parte del mercado de créditos español. Algo que también debería darle más peso en el pago a los clientes por sus depósitos. En el segundo trimestre, este coste fue del 0,27 % de los préstamos, en comparación con el 0,44% en el mismo periodo de 2017.

Aunque los precios de las propiedades todavía están un 20% por debajo de los picos previos a la crisis, los recuerdos del colapso inmobiliario español todavía están recientes. Y con un índice Tier 1 del 10,8%, Santander tiene menos capital para actuar que muchos otros. En la primera mitad de 2018 contribuyó con solo el 18% de las ganancias subyacentes, mientras que casi el 51% provino de mercados latinoamericanos como Brasil, Argentina y México.

España todavía representa el 43% de los préstamos dañados del banco, y hasta diciembre solo significaba poco más de una cuarta parte del libro crediticio incluso después de incluir a Popular. Pero no será así si la economía española sigue a este ritmo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas