La Vuelta engrana la cadena del reciclaje

Ecovidrio amplifica en la ronda ciclista su mensaje sobre la reutilización del vidrio

En España la tasa de recuperación alcanza el 70,5%

Reciclaje
Óscar Pereiro, embajador de Ecovidrio en la Vuelta a España, posa con un miniglú solidario especial para la ronda ciclista.

La Vuelta Ciclista a España, que este año celebra su 73 edición del 25 de agosto al 16 de septiembre, es una de las grandes rondas ciclistas por etapas del calendario internacional, en la que participan corredores de primer nivel, todo un escaparate para difundir los valores del deporte, así como para descubrir la riqueza cultural y paisajística de los entornos que recorre. Y es también el escaparate con el que desde hace cuatro años cuenta uno de sus patrocinadores, Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de envases de vidrio en España, para concienciar de la importancia del reciclaje del vidrio, y del reciclaje en general.

Ecovidrio quería mandar un mensaje directo sobre la necesidad del reciclaje y pensaron que la Vuelta y el ciclismo era una vía muy clara, por la gran relación que tiene la bicicleta y el medio donde se practica, siempre en el exterior, el medio ambiente. Para nosotros la importancia de tener todo esto limpio y cuidado es fundamental”, comenta Óscar Pereiro, exciclista ganador de un Tour de Francia (2006), y desde hace cuatro años embajador de Ecovidrio en la Vuelta.

La concienciación sobre el reciclado de vidrio en España ha ido calando hondo en la ciudadanía desde sus orígenes en los años ochenta, con la llegada a Madrid y Barcelona en 1982 de los primeros contenedores, el ya icónico iglú verde, ya un elemento más del mobiliario urbano, y posteriormente tras la aprobación de la Ley de Envases y Residuos de Envases de 1997 y el arranque de las operaciones en 1998 de Ecovidrio. Si en el año 2000 la tasa de reciclaje de vidrio en España se situaba en el 31,3%, en 2017, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el ratio de recuperación es del 70,5%.

El beneficio de la venta de miniglús especiales para la Vuelta a España irá destinado a la compra de ‘handbikes’ para el Hospital de Parapléjicos

“Llevamos cuatro años lanzando este mensaje en la Vuelta y cada año va un pasito más allá. El año pasado utilizamos ya la Vuelta para llegar un poco más al consumidor”, reconoce Pereiro. La forma de acercarse más al consumidor (genera el 48% de los residuos de envases de un solo uso) fue la de colocar un contenedor especial en la población del final de cada etapa para que los vecinos depositaran ahí el vidrio. Con lo recogido en ese contenedor se elabora el trofeo del ganador de etapa, que este año reduce su peso y será una lámina de vidrio con la representación de la planimetría de la etapa. “Es un trofeo sostenible”, asegura Pereiro, que destaca su importancia “porque cada habitante de cada población se siente también un poco partícipe de todo esto, a la vez que se está mandando un mensaje”

Campaña solidaria

La participación de Ecovidrio en la Vuelta tiene también un apartado solidario con la campaña #Recicla vidrio y pedalea con la que se quiere comprar handbikes (bicicletas adaptadas para personas sin movilidad en las piernas) para el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. El beneficio obtenido con la venta miniglús de reciclaje (de uso doméstico, de 28x28x46 cm), con un dibujo alusivo a la Vuelta y el lema de la iniciativa, se destinará íntegro a la compra de estas handbikes. El precio del miniglú es de 23,95 euros en la web Miniglu.es

“Se empezó hace cuatro años y continuamos con ella”, apunta el embajador de Ecovidrio. “Ya el primer año conseguimos dos handbikes para el Hospital Nacional de Parapléjicos; el segundo año una, y el año pasado dos más. Cada 1.000 miniglús que se consigan vender es una bicicleta que donaremos”. El coste de estas bicis adaptadas puede rondar los 10.000 euros. “Es importante para los enfermos que están allí recuperando para trabajar cierta musculatura”. Para octubre o noviembre se hace la entregas de las bicicletas en el hospital.

La principal novedad de este año serán las batidas de limpieza para su posterior reciclaje en el último kilómetro del recorrido de ocho etapas, una vez finalizadas estas. Desde Ecovidrio reconocen que en las grandes aglomeraciones de gente se acaba ensuciando mucho y aunque la organización de la Vuelta tiene sus propios equipos de limpieza, se ha lanzado esta iniciativa para incidir en el mensaje del reciclado. Las batidas se realizarán por voluntarios de cada una de las localidades y por su colaboración tendrán acceso libre a la zona vip de la meta.

Y para rematar el mensaje, “la Vuelta busca que el ganador de la etapa realice el gesto de reciclar la botella de cava con la que celebra la victoria. Esa es la foto que se busca este año”, remarca Pereiro.

La recuperación de vidrio, en cifras

El vidrio (botellas, tarros y frascos) es un material inerte reciclable infinitas veces y al 100%. No hay que confundirlo con el cristal (vasos, copas, vajillas, etc.).

Los envases de vidrio representan únicamente el 7% del total de residuos urbanos y registra tasas de reciclaje del 70,5% en España.

Ecovidrio celebra en 2018 su vigésimo aniversario. En los últimos 20 años hemos pasado de reciclar una media de 6,6 kilos de envases de vidrio por habitante y año (25 envases) en 1998, a más de 17 kilos en 2017 (64 envases), lo que supone un incremento de más del 143%. En este tiempo se han reciclado 11,5 millones de toneladas de envases de vidrio.

En 1998 había 56.472 iglús verdes para el reciclaje y actualmente se dispone de 218.146 contenedores, un incremento del 286%. Los ciudadanos disponen hoy de un contenedor por cada 213 habitantes.

En 2017 Ecovidrio realizó 315 campañas de sensibilización.

El Plan Estratégico Horizonte 2020 de Ecovidrio prevé alcanzar una tasa de reciclado del 77% en 2020, superando las exigencias europeas que fijan un objetivo del 70% en 2025. La entidad destinará 330 millones de euros en inversiones hasta 2020.

Normas