Servicios

Los sindicatos desconvocan la huelga sectorial del handling mientras sigue el bloqueo para Iberia en El Prat

La patronal Aeata y las centrales CC OO, UGT y USO sellan la paz hasta el 30 de septiembre

Los trabajadores de Iberia en Barcelona mantienen los paros de este mes y agosto tras fracasar la mediación

Cinta de equipajes en el aeropuerto madrileño de Barajas.
Cinta de equipajes en el aeropuerto madrileño de Barajas.

La patronal del sector de los servicios aeroportuarios en tierra (handling), Aseata, y los sindicatos CC OO, UGT y USO, han llegado esta mañana a un principio de acuerdo para desbloquear la negociación del convenio sectorial. Se evita, de este modo, una huelga en este tipo de servicios a la que estaban llamados trabajadores de todos los aeropuertos españoles el próximo mes de agosto.

El pacto ha sido firmado ante el servicio de mediación SIMA y es resultado de un acelerón en los contactos en los tres últimos días, según han relatado las centrales sindicales a través de un comunicado.

"La patronal ha entrado en razón y se ha avenido a lo expuesto por las tres organizaciones sindicales, en lo que se refiere a la inclusión de todas las nuevas variables planteadas por la parte social, así como el establecimiento de las garantías para el mantenimiento de los derechos de los trabajadores subrogados", explican.

Desde CC OO, UGT y USO se venían demandando concesiones como el mantenimiento de los pluses de devengo mensual en la garantía fija bruta a los subrogados. Se abre ahora un nuevo escenario en el que patronal y representantes del sector se han dado hasta el 30 de septiembre para que la tregua cristalice en la firma del IV convenio colectivo del sector del handling.

Con un alto índice de subrogación en este negocio y múltiples empresas con convenios propios, tanto desde Aseata como desde los sindicatos se había reconocido la dificultad para llegar a una plataforma común en forma de convenio sectorial.

Esta desconvocatoria sirve para aliviar la alta tensión en los aeropuertos españoles, donde este conflicto se había sumado al que mantienen los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair, con huelgas fijadas en 25 y 26 de julio, por sus condiciones de contratación bajo regulación irlandesa. También está pendiente de negociación la llamada a la huelga de los trabajadores de los servicios de Iberia en el aeropuerto barcelonés de El Prat.

Sin acuerdo en el caso de Iberia

La reunión de mediación celebrada esta mañana ante la Conselleria de Trabajo de la Generalitat entre Iberia y los representantes de su personal de tierra en El Prat se ha cerrado sin pacto. Sigue en pie, por tanto, la convocatoria de huelga para los días 27 y 28 de julio y 3 y 4 de agosto, ante lo que la aerolínea llama "al sentido común y al diálogo constructivo en la mediación y en la mesa de los convenios".

Fuentes cercanas a las negociaciones explican que el acuerdo ha estado cerca tras cuatro horas de encuentro, pero la dirección de Iberia defiende que las reivindicaciones de su personal en el aeropuerto de Barcelona deben discutirse en el marco de la negociación del convenio , que se abre en la primera quincena de septiembre, y no de forma exclusiva. Una posición que ha sido calificada de centralista por parte de los trabajadores afectados, que defienden un estatus especial ante el volumen de tráfico atendido en el segundo aeropuerto de la red de Aena..

Iberia llama "al sentido común y al diálogo constructivo en la mediación y en la mesa de los convenios", anteponiendo los intereses de los clientes

"Iberia tendría que hacer un esfuerzo de reconocimiento de esta singularización. No le supone un esfuerzo extraordinario hacerlo", ha reclamado el secretario de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Josep Ginesta en declaraciones recogidas por Europa Press. Es previsible que las conversaciones se mantengan abiertas durante las próximas horas.

Las protestas de los 2.000 trabajadores de Iberia en El Prat, donde atienden a más de la mitad del tráfico aéreo de la infraestructura, se debe a lo que entienden como una sobrecarga de trabajo, falta de personal e incumplimiento de los acuerdos.

"Desde el primer momento, Iberia ha tratado de dar una solución a la situación dentro del clima de entendimiento que ha tenido esta empresa con sus representantes sindicales en los últimos 5 años. De las reivindicaciones planteadas, la mayoría de ellas tienen un carácter local y se ha propuesto una solución a las mismas", apunta Iberia.

La aerolínea que preside Luis Gallego ha puntualizado que esta huelga es respaldada por solo dos de los seis sindicatos con representación en la plantilla de El Prat: el mayoritario UGT y Cesha. Iberia recuerda que este conflicto se ha abierto en un momento crítico para El Prat, cuyas operaciones están seriamente afectadas por las huelgas en el centro de control de Marsella (Francia), y un momento clave de la temporada alta "con el fin de causar el mayor trastorno posible a los usuarios".

Normas