Alonso: "No vamos a tolerar ninguna amenaza a ningún abogado en Madrid"

El decano reclama la necesidad urgente de una ley orgánica del derecho a la defensa

Los nuevos estatutos del colegio se presentarán a la junta en noviembre de 2019

El decano José María Alonso y el diputado Juan Gonzalo Ospina durante el desayuno celbrado este lunes en el Colegio de Abogados de Madrid
El decano José María Alonso y el diputado Juan Gonzalo Ospina durante el desayuno celbrado este lunes en el Colegio de Abogados de Madrid

José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) se personará por primera vez como acusación particular en el caso de una abogada que ha recibido amenzas de muerte por parte del denunciado en un proceso. Así lo ha anunciado hoy el decano José María Alonso, quien ejercerá personalmente la acusación. "Los abogados tenemos que estar perfectamente protegidos en el ejercicio libre de nuestra profesión, es inadmisible que se produzcan amenazas a los compañeros que ejercen la profesión de manera digna", ha señalado.

El decano también ha comunicado la concesión del amparo al abogado del empresario Villar Mir, investigado en el caso Lezo, porque considera que las escuchas, de 11 horas de duración, vulneran su derecho al secreto profesional y a las comunicaciones abogado cliente.

Por todo ello, Alonso ha reclamado a los grupos parlamentarios una mayor velocidad en la tramitación de la ley orgánica del Derecho de Defensa, que pese a su carácter fundamental no entiende que lleve tanto tiempo coleando. Esta es uno de los temas que centrarán la próxima reunión que mantendrá con la nueva Ministra de Justicia, Dolores Delgado.

Asimismo, el decano ha destacado que la abogacía debe tener una participación directa en todas las modificaciones legislativas, ya que en su opinión, los abogados "somos quienes estamos en contacto con los ciudadanos somos un termómetro vivo de la sociedad".

Reforma de los Estatutos

Con el objetivo de reformar las normas que regulan el funcionamiento de la corporación, la Junta de Gobierno de José María Alonso ha creado una Comisión de revisión de estatutos. Integrada por algunas de las personas que participaron en el primer proyecto de reforma que se inició en 2010, cuenta además con representantes de todas las asociaciones y de la Agrupación de Jóvenes Abogados.

En su primera reunión, los miembros de este equipo de trabajo acordaron incluir en el proyecto de reforma el cambio de la denominación del Colegio —que pasará a llamarse Colegio de la Abogacía de Madrid— y la introducción del voto digital. Según informó el decano, se espera que los nuevos Estatutos estén redactados a finales de este año para que, una vez introducidas las correspondientes enmiendas, sea la Junta General del Colegio la que vote su aprobación en su convocatoria del mes de noviembre de 2019.

Justicia alemana y Cataluña

Alonso también se ha pronunciado sobre la decisión de la justicia alemana relativa a la extradición de Carles Puigdemont a la que ha calificado de "impresentable", ya que en su opinión "supone cargarse sistema euroorden, incluso a los más europeístas nos tiemblan las piernas sobre lo que debe ser Europa". Según ha explicado, si es delito en un territorio y lo es también en otro territorio el tribunal alemán no tenía que haber entrado a discutir lo que ya había analizado el Tribunal Supremo que es "la máxima autoridad judicial de este país". "Sólo tenía que haber dicho existe este delito, sí, pues lo extradito" ha apuntado.

Respecto al acercamiento a Cataluña de los políticos presos, Alonso se ha mostrado conforme. "No me parece mal el acercamiento de políticos presos a Cataluña, cuanto más llevadera se le haga esa situación más cerca de su familia y abogados". Y es que, "el cliente que está en prisión quiere ver a su abogado todos los días, ello afecta al derecho de defensa y a los derechos del preso".

También se ha mostrado encantado con la colaboración con el Colegio de Abogados de Barcelona que ha dado lugar a la creación de comisiones mixtas de trabajo para que la abogacía sea también una voz que ayude a resolver el conflicto de Cataluña. Además ha señalado que en su opinión "los colegios de Madrid y Barcelona deberían tener más peso en las decisiones que los demás colegios ya que representamos a 100.000 profesionales y cualquier norma que se produzca nos afecta más que a otro colectivo".

Coworking y mentoring

El decano ha aprovechado esta ocasión para explicar el desarrollo de los proyectos que ya anunció en el pasado encuentro con los medios en el mes de mayo. Uno de ellos fue el anuncio de los programas de coworking y mentoring para facilitar la labor de quienes disponen de menos recursos para el ejercicio de la profesión e incentivar la incorporación de los abogados noveles. Gracias al coworking el colegio proporcionará a los abogados sin posibilidad de tener despacho propio a través de un sistema de copago instalaciones cercanas a los juzgados para que puedan desarrollar su labor. Para esta iniciativa el colegio ha creado una comisión con una partida de 500.000 euros y además negociando con administraciones publicas la cesión de determinados espacios.

Por otro lado, el mentoring, es un servicio de orientación a abogados jóvenes prestado por aquéllos con más de 20 años de experiencia durante dos años.

Lexnet y el CGPJ

Respecto a los problemas derivados del uso de Lexnet, Alonso ha declarado que el Colegio no está dispuesto a pagar 500.000 euros al año para arreglar unos problemas que no son suyos. "Los abogados cuando tienen un problema con Lexnet no llaman al Ministerio de Justicia, llaman al Colegio de Abogados de Madrid", ha subrayado.

Por su parte, sobre el sistema actual de elección de los vocales del Consejo general del Poder Judicial, Alonso ha manifestado que le convence y ha indicado que deberían participar en él los jueces y también abogados, fiscales y procura, es decir, todos los intervinientes en administración de justicia.

Normas