La patronal DigitalES advierte de que si las tecnológicas pagan más impuestos invertirán menos en I+D+i

La ministra de Industria asegura que el Gobierno está "evaluando la fiscalidad del siglo XXI"

Maroto: "Destinaremos una partida generosa en los presupuestos para la digitalización"

la ministra de Industria, Comercio y y Turismo, Reyes Maroto, ha inaugurado hoy el I Congreso de la patronal tecnológica DigitalES-
la ministra de Industria, Comercio y y Turismo, Reyes Maroto, ha inaugurado hoy el I Congreso de la patronal tecnológica DigitalES-

Eduardo Serra, presidente de DigitalES, la Asociación Española para la Digitalización, alertó esta mañana del riesgo de imponer un nuevo impuesto a las empresas tecnológicas y aseguró que las 41 compañías representadas actualmente en su organización "ya tributan en España 8.000 millones de euros al año". Serra advirtió que una posible subida de impuestos puede redundar en una merma de la inversión que están haciendo estas empresas en España.

En la inauguración del I Congreso de DigitalES Summit 2018, que se celebra en Madrid este martes y miércoles, Serra detalló que "si estas empresas, muy intensivas en inversión en innovación, pagan muchos impuestos dedicarán menos a inversión en I+D+i". Estas declaraciones llegan después de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegurara la semana pasada que hacía suya la propuesta de su predecesor en el cargo, Cristobal Montoro, de poner en marcha un impuesto a las tecnológicas para financiar a las pensiones, la llamada "tasa Google".

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que inauguró el congreso de DigitalES, aseguró a preguntas de los periodistas que se trata de "un impuesto que puso encima de la mesa Montoro; nosotros simplemente estamos evaluando cómo será la fiscalidad del siglo XXI".

El presidente de DigitalES recordó que las 41 empresas que integran su patronal dan empleo directo a 150.000 personas y la economía digital representa el 5,6% del PIB. Serra abogó por destinar más recursos a formación digital y a la adaptación tecnológica de las empresas.

Presupuesto generoso para la digitalización 

Más allá del tema de los impuestos, Maroto explicó en su intervención que el Gobierno pondrá en marcha la "hoja de ruta para la digitalización de la industria y los servicios" en 2019. La ministra insistió en que el Ejecutivo está comprometido con el impulso de la transformación digital de la economía y la sociedad española para que pueda "disfrutar de sus beneficios y minimizar los riesgos" y apuntó que en los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que se presentarán antes del 30 de septiembre, ya aparecerá este proyecto de digitalización. Aunque no avanzó la partida concreta que se destinará a ello, pues deben tratarlo con Hacienda, sí aseguró que será "una partida generosa".

Maroto precisó que la elaboración de la hoja de ruta contará con la participación de otros ministerios por el "carácter transversal" de la digitalización, así como con la de agentes sociales y los principales actores de la transformación digital de la economía española. La ministra aseguró que el Ejecutivo ya ha creado un grupo de trabajo multidisciplinar que se encargará de diseñar la estrategia y establecer las propuestas y medidas concretas que poner en marcha para fomentar la digitalización de la industria.

La ministra de Industria también indicó que su ministerio trabaja en un plan de comercio minorista que apoye a las empresas, especialmente a las pymes, para que accedan al mercado online.  "España no puede quedarse atrás en el desafío de la transformación digital y tenemos que ponernos en movimiento. Nos va en ello ser un país moderno, con una economía digital dinámica y competitiva", afirmó.

Maroto, que informó que el Gobierno ha dispuesto un programa de industria conectada 4.0 con una dotación de 100 millones de euros, resaltó algunos puntos positivos en cuanto a la digitalización en España, como "el gran nivel de automatización de la industria española, por encima de países como Francia y China" y el "buen papel de la Administración Pública electrónica, cuartos en el último informe DESI". Sin embargo, advirtió que la "falta de talento digital en España es uno de los grandes retos que tenemos", y urgió a extender las habilidades y las competencias digitales entre todos los trabajadores.

 

 

Normas