La mejora del empleo impulsa el gasto de los hogares hasta el 2,6%

La creación de nuevos puestos de trabajo y la mejora de la confianza y de la renta disponible han sido determinantes

Un informe de BBVA Research revela que parte del aumento del consumo privado se explica por el aumento del crédito

Clientes en un bar de Sevilla
Clientes en un bar de Sevilla Europa Press

Más gasto de los hogares durante el 2018. El último informe de BBVA Research revela que la economía española ha crecido el 0,7% en el primer trimestre del año, gracias al aumento del empleo, la mejora de la renta y de la confianza. El consumo privado en España podría terminar el año con un crecimiento del 2,6%.

Estos expertos, encargados de elaborar el estudio, determinan que la incorporación de nuevos trabajadores al mercado laboral, el aumento de la confianza y de la renta, avala las previsiones para este incremento del gasto familiar hasta finales de año.

Otro de los factores que va a contribuir al crecimiento del gasto de las familias es el recurso al crédito. La mejora de las perspectivas económicas y los bajos tipos de interés han hecho que aumente el número de personas que recurre a financiación para sus compras, especialmente de electrodomésticos.

“El endeudamiento de los hogares alcanzó el 11,4% de su renta disponible en el primer trimestre de 2018”, según revela el informe. “El ejemplo de hogar que financia su consumo está encabezado por un hombre, entre 30 y 50 años, español, que vive en pareja, ocupado y residente en el litoral mediterráneo”. Aunque todos los grupos poblacionales han incrementado su endeudamiento desde 2015, el repunte más significativo ha sido para el colectivo de mujeres de menos de 30 años o mayores de 60, y extranjeros que viven solos o con pareja, principalmente en el centro y sur de la península.

Algunos de los artículos que han tirado de este aumento de la financiación son los conocidos como productos de línea marrón -conjunto de electrodomésticos de vídeo y audio- debiéndose, en buena medida, por la celebración del campeonato mundial de futbol que se está celebrando en Rusia. Pero el factor determinante ha sido la complementariedad con la demanda de vivienda y el avance de la capacidad adquisitiva de los hogares que han incentivado las ventas de muebles y electrodomésticos y que “lo continuarán haciendo a medio plazo”, corrobora el informe.

El sector del automóvil también ha contribuido significativamente. La demanda de turismos ha superado las 111.000 unidades vendidas al mes entre enero y junio. Esto anticipa un crecimiento del 9% de las ventas a lo largo de este año hasta alcanzar 1.340.000 de coches.

Sin embargo, estos datos positivos vienen con una advertencia futura. Al acabar este periodo se prevé que el gasto privado se ralentice hasta llegar al 2,1% en 2019. El PIB también se verá frenado debido a la menor contribución de la política monetaria y al repunte de los precios del petróleo. En este sentido, el informe alerta que “la incertidumbre sobre la política económica podría condicionar el gasto y el ahorro y restar entre 2 y 5 décimas al alza del consumo privado entre 2018 y 2019”.

Normas