¿Es importante el número dos en las compañías?

Todos los jefes tienen una persona de confianza a la que poder delegar y compartir el peso de su responsabilidad

Tim Cook (izquierda) y Steve Jobs (derecha).
Tim Cook (izquierda) y Steve Jobs (derecha). EFE

Históricamente, el número 2 siempre ha tenido una importancia crucial en los líderes. La importancia del segundo de abordo no solo es en el ámbito histórico, sino en el de ficción también. Ningún superhéroe ha hecho frente al mal solo, siempre está apoyado o acompañado por su hombre de confianza.

En las empresas ocurre lo mismo. Todos los jefes tienen una persona de confianza a la que poder delegar y compartir el peso de su responsabilidad. Los líderes necesitan a una persona en quien apoyarse para descargar el peso de la responsabilidad.

Pero no sirve cualquiera para ese puesto. Es importante que sus perfiles sean complementarios. De esta manera, la gestión de la empresa será más completa. El número 1 no tiene que llegar a todos los rincones y grupos de la empresa, sino saber qué pasa. Para ello, confía en su segundo al mando.

El perfil del numero dos aporta control, objetividad y capacidad para detectar problemas. Para poner en buen rumbo a la empresa es necesario que esta persona tenga paciencia, capacidad de diálogo, y sinceridad a la hora de hablar claro.

Un buen número dos sabe que los intereses de la compañía están por encima de los suyos personales. Esto junto a la ayuda de la toma de decisiones aportan tranquilidad y sosiego al jefe.

Una de las premisas del número dos. Nunca hará sentir al jefe como protegerse. Éste no le verá como un empleado más, sino como su mano derecha. En los casos en los que el jefe esté ausente, tendrá la confianza de que está su persona de confianza para que llegue todo a buen puerto.

Un buen número 2 es como un verdadero quarterback, se situará justo detrás del centro de la defensa tomando decisiones sabiendo gestionar la presión y viendo el mejor pase.

Sagrario Pérez, senior consultant en Watch & Act International Consulting

Normas