Premios Cinco Días

Cuatro directivas tecnológicas entregan a Pedro Duque su carta de peticiones

Pilar López (Microsoft), Helena Herrero (HP), Rosa García (Siemens) y María Jesús Almazor (Telefónica) debaten con el ministro, durante la entrega de los XI Premios a la Innovación Empresarial de CincoDías

De izquierda a derecha, Helena Herrero, presidenta de HP España; Pilar López, presidenta de Microsoft España; Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades; María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España; Rosa García, presidenta de Siemens España, y Ricardo de Querol, director de CincoDías.
De izquierda a derecha, Helena Herrero, presidenta de HP España; Pilar López, presidenta de Microsoft España; Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades; María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España; Rosa García, presidenta de Siemens España, y Ricardo de Querol, director de CincoDías.

Capacidad y fuerza hay. Lo que faltan son las ganas de darles forma para que el potencial innovador se convierta en algo tangible y empiece a dar resultados. Si algo quedó claro en el debate que mantuvieron el pasado jueves el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y cuatro reconocidas directivas tecnológicas de España es que el país lo tiene todo para convertirse en una región de referencia mundial.

Tenemos buenos innovadores y emprendedores, grandes ideas, en todos los países se nos reconoce, pese a los años de crisis seguimos por delante de muchos países... Quizá lo que tengamos que hacer es dar el último paso”, aseguró Duque durante la entrega de los XI Premios CincoDías a la Innovación Empresarial, que reconocieron el trabajo de Women’secret en la categoría de la iniciativa empresarial más innovadora en el ámbito de la RSC; el de Mendelian en el ámbito del proyecto empresarial más innovador en el campo tecnológico, y el de New Food en la categoría de la acción empresarial más innovadora ligada a la universidad.

La importancia de que todo el conocimiento y todas las ideas que salten de los centros de investigación y formación lleguen al tejido empresarial fue, precisamente, uno de los ejes sobre los que rodó la conversación entre el ministro y astronauta y las directivas. “Tenemos talento bueno, y a buen precio. Sería interesante permitir que los investigadores no tuvieran que decidir entre trabajar en la universidad o hacerlo en la empresa, sino que pudiesen tener una carrera mixta”, continuó Rosa García, presidenta de Siemens en España.

El relevo lo tomó María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España, al recordar lo positivo que sería que estos emprendedores pudiesen beneficiarse de las estructuras de las que gozan tanto las empresas como el resto de centros. “Tenemos las mejores infraestructuras de Europa, y estamos en el mejor momento para aprovecharlas. Esa infraestructura se nota en los datos de competitividad de nuestras compañías y en su funcionamiento”, alegó.

Es necesario impulsar habilidades digitales en todas las ramas educativas

A la izquierda, Sergio Rodríguez, director general de Pfizer España, conversando con el neurólogo y cofundador de Mendelian Ignacio Medrano.
A la izquierda, Sergio Rodríguez, director general de Pfizer España, conversando con el neurólogo y cofundador de Mendelian Ignacio Medrano.

Pero para llegar a esta meta, entre otras medidas, es necesaria una renovación completa de los pilares de la base. Uno de ellos, el de la educación. “Es necesario impulsar las habilidades digitales, y no solo en las ciencias, las matemáticas o las ingenierías, sino en todas las ramas. Hoy no encuentro posiciones en las que no sean importantes las habilidades digitales. Deben incorporarse a todas las disciplinas, desde la educación primaria a la universidad”, sugirió Pilar López Álvarez, presidenta de Microsoft España.

A pesar de todas estas sugerencias, Pedro Duque aseguró que en lo relativo a la educación se ha hecho un gran esfuerzo. “En la escuela pública, por ejemplo, se ha introducido el trabajo con ordenadores, algo que antes no veíamos”. Donde sí hay margen de mejora, en opinión del ministro, es en el trabajo por proyectos y en la Formación Profesional. “La FP es una asignatura pendiente, las familias no valoran todavía que sus hijos cursen estos planes”, explicó. Y es necesario que cambie el chip, para ajustar la oferta de empleo con la demanda. “Nos faltan técnicos, y quizá no nos falten ingenieros o tecnólogos”.

A la izquierda, Marta Moniente y Alexis Villaverde, de New Food, junto a Eva Romeo, directora general de Women’secret y Pedro N. Barri, presidente de la Fundación Dexeus Mujer.
A la izquierda, Marta Moniente y Alexis Villaverde, de New Food, junto a Eva Romeo, directora general de Women’secret y Pedro N. Barri, presidente de la Fundación Dexeus Mujer.

También sería útil, lanzó Helena Herrero, presidenta de HP España, revisar por completo los planes de formación de los profesores, “que no han cambiado desde 1982. Si queremos formar a los alumnos en las nuevas habilidades, tienen que cambiar estos planes de formación”, señaló, para a continuación sugerir unos frentes en los que se podría incidir rápidamente, como la incorporación total de las tecnologías a todos los proyectos o un MIR para el profesorado. “Es difícil enseñar una asignatura si crees que no eres bueno o no estás preparado para ello”.

Es complicado enseñar una asignatura si como profesor crees no estar preparado

Las ejecutivas recordaron también lo necesario que es estar preparados ante las nuevas tendencias que vienen. “Hoy, la oferta y la demanda no están igualadas, y si las competencias cambian cada cuatro o cinco años, tenemos que impulsar el aprendizaje continuo”, apuntó Helena Herrero. Por eso, en un momento como el actual, en el que no se sabe a qué se van a dedicar las generaciones más jóvenes, “hay que aprender a formar para que sepamos educarnos rápido, para que cuando llegue ese cambio, los profesionales estén preparados. Si no, va a haber gente muy formada que no va a poder aplicar su conocimiento a la vida real”, reflexionó María Jesús Almazor. La solución para ello, prosiguió Rosa García, es pasar de una educación que prima la memorización a una formación que haga que las niñas y niños amén estar aprendiendo continuamente, “para que la innovación no les coma”.

Esta formación continua, añadió García, no se debe limitar solo a los centros educativos. También a la empresa, “y será necesario trabajar con los empleados y llegar a acuerdos con los sindicatos para formar a los profesionales, con el fin de que empiecen a dedicarse a trabajos más importantes y prometedores”. Entre todas las propuestas lanzadas por las directivas, Pedro Duque sacó en claro que uno de los aspectos más relevantes es el de no cambiar las medidas y políticas cada poco tiempo. “Lo que sea que hagamos, tiene que ser consensuado para que permanezca. Es una vocación de esta Administración intentar llegar a acuerdos para que las leyes sean lógicas y sostenibles en el tiempo”. De hecho, Duque no tuvo reparo en reconocer que al Gobierno le vendría bien recibir sugerencias e ideas “para saber cómo reducir las dificultades que puede estar poniendo la Administración a las ideas innovadoras de la gente”.

Rápidamente salió a escena el punto de la fiscalidad, uno de los más relevantes para las ejecutivas del sector. “Las empresas debemos pagar allí donde ponemos valor. Por eso, teniendo en cuenta que esta es una industria que sirve de catalizador de muchísimo progreso, hay que tener cuidado en ese sentido. Si a nosotros, como grandes compañías, nos cuesta tanto innovar, lo que le pasa a las pymes tiene que ser mucho más difícil. La UE debería hacer un esfuerzo de armonización fiscal”, afirmó Helena Herrero. El ministro, por su parte, tras recordar que no es a él a quien le corresponde hablar de impuestos, sentenció que no vería con buenos ojos un tributo que grave la innovación. “Un impuesto así sería un contrasentido. El Gobierno de España no va a pensar en este tipo de medidas”. Todo se trata, como recordó Pilar López, de no quedarse atrás en la carrera por liderar las nuevas tecnologías y la innovación.

Sería un error gravar la innovación con un impuesto, afirma Duque

Abierto el melón del papel de la Administración, y teniendo en cuenta las empresas representadas, también salió a la luz la nueva regulación europea en materia de la protección de los datos privados. “Como usuario lo he percibido como una bocanada de aire fresco”, aseguró Pedro Duque. Y es que, mucha gente que tenía ese problema, ha comenzado a ser consciente de él, a saberlo. “Se han ordenado las bases de datos de las empresas que tenían nuestra información, para que sea controlada. Nos ha venido bien, y las empresas ya saben a qué atenerse”, afirmó el ministro.

Esta regulación también la puso en valor Pilar López. “La hemos celebrado, porque las personas no van a utilizar tecnologías en las que no confíen, y la privacidad es un derecho fundamental que hay que proteger con una regulación clara que nos permita a todos saber cómo tenemos que operar”.

Hoy, cuando se habla tanto de la exigencia de las nuevas generaciones hacia las empresas, para que lleven a cabo buenas prácticas y la promoción de valores como la sostenibilidad, igualdad o responsabilidad, la regulación de los datos se convierte en un importante arma. “Los usuarios, además de reclamarnos una actuación ética, también quieren que protejamos sus derechos. Por eso estamos comprometidos con esa protección de los clientes”, aseguró Rosa García. Además, “creemos que la conciencia del ciudadano es muy importante, y gracias a leyes como esta, esa conciencia crece.

Patrocinados por CaixaBank y Repsol, con el apoyo de Beon Worldwide como agencia oficial, y presentados por la periodista de la cadena SER Marta González Novo, la innovación fue el eje central de la velada. Eva Romeo, directora general de Women´secret y el doctor Pedro N. Barri, presidente de la Fundación Dexeus Mujer, recogieron el premio de manos de Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. El neurólogo y cofundador de Mendelian, Ignacio Medrano, y Sergio Rodríguez, director general de Pfizer en España, cogieron el galardón de parte de Ricardo de Querol, director de CincoDías. Por último, la directora técnica de New Food, Marta Moniente, y Alexis Villaverde, director comercial, recogieron el premio de manos de Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol.

Normas