Finizens y Caser buscan consolidar los fondos de inversión de gestión pasiva

Piden al Gobierno que informe a los trabajadores qué pensión pública van a cobrar

Apuestan por una mayor información y educación financiera a la hora de ahorrar

Martín Huete, consejero delegado y sociofundador de Finizens, Manuel Álvarez, secretario general de Ocopen y Juanjo Cotorruelo, director de vida y pensiones de Caser.
Martín Huete, consejero delegado y sociofundador de Finizens, Manuel Álvarez, secretario general de Ocopen y Juanjo Cotorruelo, director de vida y pensiones de Caser.

Hacia la independencia de las pensiones”. Bajo este título la firma de inversiones pasivas Finizens, en colaboración con la aseguradora Caser, ha organizado una mesa redonda para dar respuesta a las dudas que suscitan las futuras jubilaciones y cómo se pueden reforzar. La compañía lo tiene claro: es necesario un ahorro privado como complemento a las pensiones públicas. Su propuesta consiste en fondo de inversión y planes de pensiones de gestión pasiva, que invierten replicando índices bursátiles y de bonos, con comisiones muy bajas.

“Las pensiones publicas existirán dentro de 50 años, pero no con el sistema actual”, afirmó Juanjo Cotorruelo, director de vida y pensiones de Caser. En la misma línea se situaron Martín Huete, consejero delegado y sociofundador de Finizens, y Manuel Álvarez, secretario general de Ocopen, una asociación de consultoras de planes de pensiones.

Para estos tres expertos, la actual pirámide de población, que revela una baja tasa de natalidad, y la falta de voluntad política a la hora de actuar de frente al problema de las pensiones, son dos de los puntos clave para abordar esta situación. “O invertimos a largo plazo o cuando llegue nuestra jubilación tendremos unos ingresos muy bajos”, dijo Martín Huete.

Para ello hay que comenzar imitando modelos europeos en los que prima la información y la educación financiera. Un caso paradigmático es el sobre naranja que envía la Seguridad Social de Suecia, y que contiene una estimación de la futura pensión pública que se va a cobrar. Si se introdujera en España sería un gran paso para “dar transparencia” y que “combinado con la información de tu gestora te da una foto de lo que tienes”, apuntó Manuel Álvarez. “El nuevo Gobierno debe hacerlo”.

Es necesario promover la cultura de la disciplina y la capacidad de ahorro, incidieron los tres, para que el jubilado llegue con una buena posición económica después de haber cumplido con su etapa laboral. Abogaron por que las empresas den incentivos a sus trabajadores para que ahorren de cara a la jubilación.

A través de la gestión pasiva, los clientes pueden hacerse con planes de pensiones, fondos de inversión o seguros de ahorros con bajo coste. El sistema es sencillo y se basa en acceder con precios bajos, o muy bajos, a una gran gama de activos de inversión.

El aumento de este tipo de inversión abre un nuevo escenario que, según Martín Huete, “va a lograr echar a los gestores de fondos mediocres”.

Finizens ha sido líder en que los clientes puedan contratar, así como hacer un seguimiento de sus fondos y planes de pensiones, a través del teléfono móvil.

Normas