CNA planteará quitas del 90 % a los acreedores de Edesa Industrial

La propuesta del grupo catalán incluye el pago a diez años de la deuda restante

El pasivo supera los 71 millones y está concentrado en las entidades financieras

Jorge Parladé, a la izquierda de la imagen, en un acto promocional de la marca Fagor de línea blanca.
Jorge Parladé, a la izquierda de la imagen, en un acto promocional de la marca Fagor de línea blanca.

CNA planteará el próximo 13 de julio en la junta de acreedores de su filial Edesa Industrial unas quitas del 90 % con pago del 10 % restante en diez años.

La participada vasca del grupo que preside Jorge Parladé acumula un pasivo de 71,8 millones. La mayor parte, casi 42 millones, son deudas con los bancos. Otros 4,5 millones son impagos con diferentes empresas del propio grupo CNA. Por lo tanto, con la adhesión de las entidades financieras y de sus otras participadas, el grupo fabricante de los electrodomésticos con la marca Cata puede conseguir la aprobación del convenio.

Edesa Industrial, junto con Geyser Gastech, fueron las sociedades en las que CNA se apoyó para intentar el relanzamiento de parte de las fábricas de la extinta Fagor Electrodomésticos, que fue durante décadas una referencia en el sector de línea blanca. Hasta que la competencia de los productores de los países emergentes acabó con la cooperativa.

Geyser Gastech ya está en liquidación y Edesa Industrial da sus últimos pasos en el proceso concursal. La corporación que lidera Jorge Parladé, que pudo utilizar durante el proyecto la marca Fagor, no logró conseguir los objetivos de mercado necesarios para el reflotamiento de Fagor Electrodomésticos. Uno de ellos, que era clave para consolidar la rentabilidad, consistía en alcanzar una facturación anual de 300 millones. Nunca se consiguió.

Normas