La exclusión del Milan de Europa puede beneficiar al fondo Elliott

La UEFA expulsa de la Europa League al club italiano, de propiedad china, por las dudas sobre sus finanzas

El jugador del Milan Andre Silva, en la pasada Europa League.
El jugador del Milan Andre Silva, en la pasada Europa League.

Es probable que la derrota del Milan ante la UEFA se convierta en ganancia para el fondo estadounidense Elliott. El famoso club de fútbol italiano ha sido excluido de la Europa League del próximo año por las dudas sobre sus finanzas. Es probable que la prohibición frene los intentos de sus dueños chinos de revender rápidamente el equipo, pero aumenta las posibilidades de que el acreedor Elliott se quede con el club a precio de saldo.

Dos años después de comprar el Milan al magnate y ex primer ministro Silvio Berlusconi, al consorcio chino liderado por el poco conocido Li Yonghong sigue costándole conseguir capital suficiente para apuntalar el club. Tal incertidumbre, así como la falta de información sobre los propietarios, ha hecho saltar la alarma de la UEFA.

La exclusión complica una posible venta del club, que ha atraído el interés del multimillonario de la TV por cable de EE UU Rocco Commisso y de la familia Ricketts, dueña del equipo de béisbol Chicago Cubs. El precio inicial de Li, 740 millones de euros, ya era excesivo. Súmense dos ampliaciones de capital de 60 millones cada una aprobadas desde el cambio de manos, unos 30 millones de intereses sobre préstamos y bonos de unos 300 millones emitidos a Elliott, y el precio de venta potencial que Li necesitaría para cubrir su inversión sube hasta casi 900 millones.

Pero el valor del Milan no supera los 533 millones, dice KPMG. Y la exclusión del torneo europeo –aunque sea el de segundo nivel, con premios más bajos que la Champions– podría ofrecer a un posible comprador ventaja para buscar un precio más bajo.

Para Elliott, parece una victoria segura. Los 300 millones de euros de créditos que ha concedido el hedge fund a Li están pignorados contra todo el club, incluidas la marca y los derechos de propiedad intelectual. Si Li no puede hacer frente a un pago de 32 millones de euros antes del 6 de julio, Elliott podría reclamar la garantía, antes de la fecha límite de octubre para la devolución del principal. A medida que Li se ve cada vez más obligado a jugar a la defensiva, puede que Elliott acabe marcando fácil de penalty.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas