El Ibex se sacude las pérdidas con la ayuda de Wall Street y las energéticas

El selectivo español rebota un 1,5% desde los mínimos intradía y cierra con un avance del 0,22%

El plan para limitar inversiones chinas resulta menos severo de lo previsto

Panel del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid
Panel del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid EFE

La guerra comercial entre EE UU y China continúa marcando el devenir de los mercados. A pesar del ruido generado por las declaraciones de Donald Trump en las últimas semanas, los expertos siguen mostrándose confiados con que al final la sangre no llegue al río. Entre ellos destacan los analistas de JP Morgan que en declaraciones recogidas por Reuters señalan que “la probabilidad de una guerra comercial a gran escala sigue siendo baja aunque las posibilidades van en aumento”. Por su parte, desde Lin Securities descartan la idea de que las tensiones entre ambas potencias vayan tan lejos. “El peor escenario, que fue el que parece que comenzaron a descontar los inversores el lunes, no se va a dar ya que ni a EE UU ni a China les interesa en estos momentos provocar la ralentización de sus economías”, afirman.

De momento existen más sombras que luces, pero los inversores decidieron sacudirse las pérdidas y optaron por ver el vaso medio lleno. A pesar de que el selectivo español llegó a caer un 1,3% a lo largo de la sesión, las matizaciones introducidas por Trump en su mensaje ayudaron a templar los nervios. El Ibex 35 concluyó la jornada con un ascenso del 0,22%, esto no impide a la Bolsa española situarse próxima a los mínimos a los mínimos del año.

IBEX 35 9.590,40 0,07%

Más alcistas fueron el resto de índices europeos. El Dax alemán sumó un 0,93%; el Cac francés, un 0,87%; el Euro Stoxx, un 0,84% mientras el Mib italiano y el FTSE británico avanzaron un 0,65% y un 1,11%, respectivamente. Las subidas tuvieron su réplica al otro lado del Atlántico. Al cierre de los mercados europeos el Dow Jones sube un 0,69% frente al 0,13% del tecnológico Nasdaq.

A comienzos de semana el presidente de EE UU estudiaba la posibilidad de limitar las exportaciones de tecnología de EE UU a China. Ahora parece que rebaja el tono, lo que sirve de impulso a las Bolsas. No obstante, el sector del automóvil continúa en el punto de mira del magnate. La Administración Trump prevé imponer aranceles del 20% a los vehículos. Esto pesa con fuerza en el sector que tras encadenar ocho sesiones consecutivas a la baja hoy ha optado por escapar a la tendencia bajista y sumar un escaso 0,28%.

Por segundo día en lo que va semana el sector energético, con las utilities a la cabeza, actúa de refugio en la Bolsa española. La elevada rentabilidad por dividendo y los ingresos recurrentes contribuyen a los ascensos. Iberdrola avanza un 2,38%, seguido por Endesa (1,41%), Red Eléctrica (1,22%) y Gas Natural (1,1%). Esta última ha acordado en su junta de accionista dar los primeros pasos hacia la reinvención de la empresa con el cambio de nombre a Naturgy. 

En medio se cuela Repsol con un alza del 1,76% apoyado por los ascensos del Brent que suma un 2,3%, hasta los 78 dólares. En las subidas del crudo juega un papel destacado las sanciones que plantea EE UU contra los países importadores de crudo de Irán, penalización que entraría en vigor a partir del 4 de noviembre. A esto se suma la interrupción de la producción en la Syncrude, en Canadá, añadiendo una presión a los precios del crudo.

En el lado de los descensos destacan Indra, que pierde un 4,24%, Dia (-1,7%) e IAG (-0,86%). Uno de los sectores más penalizados por el repunte del petróleo es el de las aerolíneas. No obstante, los expertos recuerdan que estas compañías desarrollan estrategias para blindarse de los ascensos del combustible. Para ello, los departamentos de compras de las aerolíneas tratan de anticiparse al encarecimiento del crudo y adquieren en el mercado de futuros las reservas necesarias para poder llevar a cabo su actividad a unos precios, en principio, menores al de la cotización.

La rentabilidad de la deuda española a diez año baja del 1,4% al 1,36%, un día después de que el Tesoro colocara 7.000 millones en una subasta sindicada a 10 años. El bund, por su parte, se mantiene estable en el 0,32%, lo que lleva al diferencial entre la deuda española y alemana a los 101 puntos básicos, tres menos que ayer.

Normas