Seguridad Social

Las nuevas pensiones vuelven a perder fuelle: son un 2,6% más bajas que hace un año

La nómina mensual del sistema supera los 9.000 millones por primera vez

La caída de las nuevas prestaciones es el doble que en 2017

Las nuevas pensiones vuelven a perder fuelle: son un 2,6% más bajas que hace un año

La Seguridad Social ha marcado un nuevo record en el pago de pensiones, superando por primera vez los 9.000 millones de euros para el abono de la nómina mensual de las prestaciones contributivas (jubilación, viudedad, incapacidad permente, orfandad y favor de familiares). En este mes, además, el sistema deberá abonar la paga extra a los pensionistas con lo que el gasto total ascenderá a casi 18.000 millones de euros.

Esto su pone que el gasto en pensiones crece a un ritmo sostenido del entorno del 3% anual, si bien, este aumento sería aún mayor si no fuera porque las nuevas altas de las pensiones de jubilación siguen perdiendo fuelle: en mayo pasado, la prestación media de retiro del Régimen General --al que pertenecen más de ocho de cada diez cotizantes-- fue de 1.369 euros al mes, un 2,61% menos que la de hace un año, cuando era de 1.432 euros al mes.

Esta caída de las pensiones nuevas de jubilación obedece a que los nuevos pensionistas, aunque llegan con carreras de cotización mucho mejores que las de los pensionistas que salen del sistema (cuya prestación media está en el entorno de los 970 euros mensuales), reflejan el deterioro de sus cotizaciones en los años de la crisis económica.

Así, se trata del tercer año consecutivo en el que las nuevas pensiones de jubilación caen respecto al ejercicio anterior, si bien en esta ocasión el recorte duplica al de 2017 cuando en mayo, la prestación de retiro era un 1,25% menor que el año anterior.

No obastante, la pensión media de jubilación siguió subiendo hata los 1.083 euros al mes (un 1,9% más), por efecto sobre todo del aumento del número de pensiones, que se incrementaron un 1,13% hasta los 9,6 millones.

 

Normas