El impuesto de economía digital daña a las pymes, según los expertos

En Adigital están a la espera de una decisión del nuevo Gobierno ante esta controvertida medida.

impuesto digital pymes

La Asociación Española de la Economía Digital ha advertido que la aplicación de un impuesto indirecto que grave ciertas actividades digitales tendrá un impacto negativo sobre el crecimiento económico, la creación de empleo y la competitividad. Además, señala Adigital, será repercutido a los consumidores.

El impuesto de economía digital ha sido calificado como discriminatorio por esta asociación, que además recuerda que estas iniciativas tomadas “de manera unilateral” han sido igualmente cuestionadas por la propia Comisión Europea. “Suponen una mayor fragmentación en el marco del necesario Mercado Único Digital, siendo éste y no otro el objetivo clave por el que España debe apostar”, señalan.

“Sin este Mercado Único Digital las empresas españolas y europeas tienen escasas oportunidades de competir a escala internacional”, señala Adigital en un comunicado que recoge Europa Press.

La asociación también ha recordado que se encuentra a la espera de conocer cuál será la propuesta que el Gobierno envíe al Congreso al respecto, y se muestra expectante ante las diversas manifestaciones públicas que se han venido realizando desde el propio ejecutivo durante las últimas semanas.

“Apoyamos toda iniciativa dirigida a la modernización y adecuación del marco fiscal internacional con el fin de adaptarlo a la realidad económica y que conduzca a una tributación más eficaz y justa, que dé respuesta a los retos de las sociedades actuales”, han señalado desde Adigital en el comunicado.

Perjuicio para pymes

En lo relativo a las pymes, esta medida, según apuntan: “Incrementaría el coste de capital, porque reduce incentivos a la inversión e innovación por parte de las empresas objeto del impuesto, y supone un desincentivo al crecimiento para startups y empresas de base tecnológica, además de ocasionar un impacto negativo en el empleo”.

“Un impuesto de esta índole no debe violar el principio internacionalmente aceptado de que las compañías deben tributar por sus beneficios y no por sus ingresos, tal y como se plantea desde el Gobierno. Consideramos cuestionable imponer un impuesto sobre los ingresos cuando la gran mayoría de empresas digitales pueden alcanzar un elevado nivel de ingresos durante años cuando aún presentan escasos beneficios o incluso no tienen ninguno”:

Normas