El Ibex guarda un potencial de hasta el 9% si desaparece la tensión comercial

Los analistas técnicos ven posible una corrección del 5,4% a corto plazo

Acumula un retroceso del 2,51% en el año

El Ibex guarda un potencial de hasta el 9% si desaparece la tensión comercial Ampliar foto

Los analistas técnicos vislumbran nubarrones en el horizonte más cercano para el Ibex 35. El aumento de las tensiones comerciales internacionales –impulsadas por el presidente estadounidense Donald Trump– y el comportamiento del precio del petróleo una vez que los países miembros de la OPEP han acordado ampliar la capacidad de bombeo son las principales incertidumbres para el selectivo de la Bolsa española, que el viernes cerró en los 9.792,1 puntos.

El desenlace de la pelea iniciada por Trump contra el resto de las principales economías mundiales ha encendido las alertas entre los exportadores europeos, con gran peso en la Bolsa alemana, penalizó al mercado español. El Ibex acumula un retroceso del 2,51% en el año.

Los analistas técnicos consideran que el escenario a corto plazo es bajista. Desde el departamento de Nóesis apuntan que la pérdida de los 10.400 puntos supone un elemento negativo que impide mantener un escenario alcista. Consideran además que “la pérdida de la base del movimiento lateral en 9.890-9.920 supone un nuevo elemento muy negativo en la estructura técnica” y creen que solo si se superan los 10.058 habría una señal de estabilidad. De ahí que aseguren que, mientras tanto, el escenario será bajista y apunten al soporte de los 9.250. Un nivel que implicaría una corrección respecto a los actuales registros del 5,5%.

Más optimistas se muestran desde XTB. Guillermo Torrego, analista técnico de esta firma, considera que a corto plazo el selectivo podría mantenerse en el 9.800 y alcanzar los 10.000 a medio plazo. Torrego explica que si el sector bancario logra por fin el rebote ejercerá de revulsivo para el Ibex. Desde XTB consideran que el aumento de la producción de petróleo, unido a una relajación de las tensiones comerciales entre EE UU y China y un fortalecimiento del euro frente al dólar podrían llevar al Ibex a alcanzar los 10.600-10.700 puntos a finales de este verano. Más unanimidad entre las firmas de análisis hay sobre la correlación entre la evolución de los datos macroeconómicos y las Bolsas.

Desde Unicorp Patrimonio creen que la coyuntura macro podría “por fin marcar el comportamiento de los mercados antes de que comience la publicación de resultados empresariales del segundo trimestre”. Una relación en la que incide un reciente informe de Renta4, que apunta que existe una correlación entre las estimaciones de algunas magnitudes del PIB de España y la evolución del Ibex. El analista Eduardo Faus llega así a la conclusión de que “periodos de caída en estos componentes del PIB tienden a comprender periodos de caída del selectivo”.

La atención gira a México

El 1 de julio México celebra sus elecciones presidenciales, las más relevantes de este año entre los países emergentes para el mercado, que teme la llegada al poder del candidato antisistema Andrés Manuel López Obrador. Los valores españoles más expuestos al país: BBVA, Telefónica, Meliá, Cie Automotive y FCC podrían ser presionados en función del resultado que se registre.

Normas