Ya hay un estándar para que el móvil sea la llave de tu coche

Ya hay un estándar para que el móvil sea la llave de tu coche

Los principales fabricantes de móviles y automóviles alcanzan un estándar para su implantación

Es evidente que el futuro de la automoción pasa por una mayor integración de la tecnología en ellos. Y no sólo la referida a la marcha del coche, sino también a la del confort. En este aspecto juegan un papel esencial nuestros smartphones, que con el paso del tiempo estarán cada vez más presentes en el uso del vehículo. De hecho, aunque ya hay muchos vehículos que permiten abrir las puertas con el móvil, ahora se ha conseguido alcanzar un estándar, por el que será mucho más fácil que este método de apertura llegue a todos los vehículos nuevos.

Digital Key 1.0, el nuevo estándar para abrir el coche con el móvil

Han sido varios de los fabricantes de móviles más destacados, como son Apple, LG Electronics y Samsung los que han colaborado con BMW, el Grupo Hyundai y el Grupo Volkswagen para poder alcanzar un estándar a la hora de implementar este tipo de medidas de seguridad en los vehículos del futuro. Esta primera versión del estándar tendrá una segunda actualización en el primer trimestre de 2019, que permitirá que la interacción entre los coches y los vehículos sea mayor en el futuro.

Digital Key
Muy pronto, abrir el coche con el móvil, será algo normal

La mayor diferencia de este estándar respecto de otros sistemas de apertura de puertas, como en el caso de Tesla, es que se utiliza la conectividad NFC de corto alcance, por lo que sólo el móvil con ese chip específico puede abrir las puertas del coche. O bien de aquel teléfono al que se le dé acceso previamente. Algo que sería ideal para las flotas de coches de alquiler, que sólo tendrían que activar la autorización para el móvil del cliente para que este pudiera utilizar el vehículo.

Además es un proceso más seguro, porque es necesario acercar el móvil para poder abrir el coche, mientras que en el caso de Tesla se puede hacer a distancia de forma inalámbrica. Algo que sin duda facilita la posibilidad de un hackeo por parte de alguien bien preparado y con el equipo necesario. La adopción de este estándar sin duda supondrá que a medio plazo sea mucho más habitual ver coches con estos sistemas de apertura en el mercado, y más apps de fabricantes compatibles con ello.

Normas