España es el decimocuarto país con más millonarios: tiene 224.200

Desde 2008, las grandes fortunas del país han crecido un 76%

EE UU, Japón, Alemania y China concentran el mayor número de ultrarricos

Varios yates atracados frente a las costas de Mallorca.
Varios yates atracados frente a las costas de Mallorca. Getty Images

España cerró el año 2016 con algo más de 200.000 millonarios, y ha terminado 2017 con un incremento superior al 10%. Hoy, según el informe Mundial de la Riqueza (World Wealth Report 2018 o WWR) publicado por Capgemini, España cuenta con 224.200 grandes riquezas, lo que sitúa al país en el puesto decimocuarto del ranking mundial de fortunas. Así, según los datos recabados por la consultora, los millonarios en España contaron, durante el año pasado, con un patrimonio total de 653.200 millones de dólares (565.500 millones de euros), un 11,9% más respecto a los 583.900 millones de dólares (505.000 millones de euros) del ejercicio anterior.

La mejora de la economía mundial impulsó el aumento del patrimonio de las grandes fortunas (población HNWI, por sus siglas en inglés) hasta superar por primera vez el umbral de los 70 billones de dólares en 2017. De esta forma, la riqueza que concentran los ultrarricos registra incrementos durante seis años consecutivos. En 2017 creció un 10,6%, el segundo año de mayor crecimiento patrimonial desde 2011.

El aumento ha tenido un especial impulso en la región de Asia-Pacífico y América del Norte, que representan el 74,9% del crecimiento mundial de los nuevos ricos (1,2 millones de nuevas grandes fortunas) y el 68,8% del crecimiento de la riqueza en manos de grandes patrimonios (4,6 billones de dólares). Europa también tuvo un comportamiento significativo en 2017, donde creció un 7,3% el volumen de riqueza de las grandes fortunas. Por ello, a cierre del año, los cuatro mercados con más volumen de millonarios (Estados Unidos, Japón, Alemania y China) representaban el 61,2% del total de la población mundial de grandes fortunas y el 62% de los nuevos ultrarricos.

España, donde el crecimiento ha sido significativo, se mantiene por detrás de Corea del Sur (243.000) y delante de Rusia (189.000), y en el séptimo lugar en Europa, por detrás de, en este orden, Alemania, Francia, Reino Unido, Suiza, Italia y Países Bajos. Para muestra del posicionamiento de España basta con echar la vista 10 años atrás: si los números actuales se comparan con el año 2008, cuando la cantidad de millonarios se movía en torno a los 127.100, el número de ricos en España ha aumentado un 76%.

Las gestoras de patrimonios siguen creciendo

Según el informe, las rentabilidades globales de las inversiones de las grandes fortunas (es decir, de los activos administrados por las sociedades de gestión patrimonial) crecieron un 27,4% en 2017. La renta variable siguió siendo la principal clase de activos en el primer trimestre de 2018, con un 30,9% de la riqueza financiera de las grandes fortunas, seguida del efectivo y activos líquidos equivalentes, con un 27,2%, y bienes inmuebles, con un 16,8% (un incremento de 2,8 puntos porcentuales). Los millonarios más jóvenes (de menos de 40 años) afirman haber conseguido una rentabilidad con sus inversiones mucho más alta que la conseguida por los de mayor edad (37,9% frente al 16,9%), posiblemente debido a la necesidad de centrarse en la creación de riqueza en esa primera etapa de su vida, frente al mayor interés por la preservación del patrimonio de aquellos con más de 60 años.

Precaución con las criptomonedas

Si bien todavía no representan una parte importante de las carteras de las grandes fortunas, las criptomonedas acaparan un interés creciente como herramienta de inversión y bolsa de valor. Las inversiones en criptomonedas fueron ganando atención a escala mundial a lo largo de 2017, llegando a alcanzar su máximo en capitalización de mercado a principios de enero de 2018. Sin embargo, las grandes fortunas se muestran prudentes en esta inversión: el 29% de la población HNWI muestra un elevado grado de interés y un 26,9% afirma que tienen cierto interés.

El potencial de las criptomonedas para generar buenas rentabilidades y preservar valor impulsa el interés de este segmento inversor: un 71,1% de los millonarios menores de 40 años asigna una elevada importancia a recibir información sobre criptomonedas por parte de sus firmas de gestión de patrimonio, frente al 13% de los mayores de 60 años. Sin embargo, las sociedades de gestión patrimonial han mostrado actitudes heterogéneas a la hora de proporcionar información sobre criptomonedas a las grandes fortunas, como demuestra el hecho de que solo el 34,6% de las grandes fortunas a nivel mundial afirma haber recibido información sobre criptomonedas de sus gestores patrimoniales.

Normas