La JUR tendrá que publicar nuevos documentos confidenciales del fin de Popular

La autoridad europea ofrecerá una versión menos censurada del informe de Deloitte y detalles de la fuga de pasivo del banco

El Panel de Recursos acepta parte de los argumentos de los accionistas afectados

resolución bancaria
Oficina de Banco Popular.

El Panel de Recursos de la Junta Única de Resolución (JUR) ha aceptado los argumentos de algunos de los grandes accionistas y bonistas afectados por la desaparición de Banco Popular, que la autoridad europea decretó hace un año, y publicará nueva documentación confidencial sobre el proceso. La información que se desclasificará incluye nuevos extractos del informe elaborado por Deloitte en el que se basó la decisión de resolver el banco (vendido luego por un euro a Santander), si bien mantendrá oculta información sensible que los afectados reclaman para la batalla legal emprendida para tratar de recuperar su dinero.

El organismo que gestiona los recursos presentados contra las decisiones de la JUR entiende que la autoridad europea debe entregar información adicional para hacer “comprensible” la documentación ya entregada, dando posibilidades a los afectados de consultarlas y evitando llevar a error a los tribunales que acaben pronunciándose sobre el fin de Popular.

La decisión de la JUR dará a los litigantes dos tipos de munición judicial. De un lado se publicarán nuevos documentos, como las memorias internas de Popular sobre los procesos de venta con los que la entidad trató de salvarse en sus últimas semanas de vida, lo que podría arrojar información sobre la valoración que hacían terceros del banco en su momento más crítico.

De otro, se ofrecerán nuevas versiones parciales de los documentos ya entregados a las partes reduciendo los párrafos censurados en algunos puntos. La JUR desclasificará el detalle de las masivas retiradas de depósitos que sufrió el Banco en mayo y junio de 2017; el análisis preliminar de Deloitte sobre si la resolución era la mejor solución para acreedores y accionistas (un asunto sobre el que la auditora debe publicar otro informe específico a partir de julio) o los planes de resolución de Popular, detallando su capacidad para absorber pérdidas o caídas de liquidez.

“Lograr nueva información es positivo, los datos podrían aclarar quién sacó depósitos antes de la resolución”, ilustra el abogado Bernardo Cremades  Jr., cuyo bufete (B Cremades y Asociados) representa a uno de los litigantes que ha logrado esta resolución, si bien lamenta que la JUR siga sin aclarar aspectos cómo por qué se negaron líneas de liquidez de emergencia (ELA) al banco en su último día.

El 28 de noviembre, el Panel de Recursos ya obligó a la JUR a publicar al menos una versión parcialmente censurada del informe de Deloitte. Lo hizo el 2 de febrero por lo que es de prever que los nuevos documentos tarden aún en entregarse.

Normas