Sánchez: “Debemos destopar las cotizaciones máximas a la Seguridad Social”

Analiza nuevas figuras impositivas para garantizar las pensiones

Busca consolidar la unión bancaria con un fondo de garantía europeo

Pedro Sanchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su primera entrevista desde que llegó al Palacio de La Moncloa. EFE

“Aspiro a convocar las elecciones en el año 2020 y agotar la legislatura”, ha anunciado el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en declaraciones a TVE1 durante la primera entrevista que concede desde que prosperó la moción de censura que presentó hace unos días contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Sánchez aprovechó también para avanzar que sus objetivos en el ámbito económico son “redistribuir el crecimiento” de una forma más social, garantizar el sistema público de pensiones, universalizar la atención sanitaria tratando de acabar con el copago e impulsar una auténtica unión bancaria apoyando la creación de un fondo de garantía de depósitos comunitario en el marco europeo.

“Ofrezco la garantía de que este Gobierno hará todo lo posible por garantizar la solvencia y la sostenibilidad del sistema público de pensiones”, garantizó Sánchez, subrayando que el Gobierno anterior y la crisis han dejado muy deterioradas las cuentas de la Seguridad Social, con la hucha de las pensiones en mínimos históricos. Ante este panorama, el nuevo presidente del Ejecutivo avanzó que su intención es buscar “nuevas figuras impositivas” que permitan fortalecer las arcas públicas. Aunque aseveró que serán los agentes sociales quienes guíen las reformas, expuso que hay que “abrir el debate” y “hablar de destopar las cotizaciones máximas” a la Seguridad Social para elevar los ingresos del sistema. “La capacidad recaudatoria es muy baja”, subrayó. En paralelo, Sánchez apostó porque la subida salarial que están negociando empresarios y sindicatos “será una suerte de alivio para la Seguridad Social”.

Sánchez se mostró convencido de que las fuerzas progresistas, como Podemos –con cuyo líder, Pablo Iglesias, se reunió el pasado jueves– apoyarán una modernización del sistema que permita garantizar la sostenibilidad de las pensiones. El presidente del Gobierno también remarcó que su objetivo es volver a universalizar la atención sanitaria, lo que pasa por acabar con el copago farmacéutico que soportan las personas de mayor edad, para lo cual buscará apoyos parlamentarios.

En cuanto a la reforma laboral, el presidente del Gobierno aseveró que le "gustaría" derogarla, como también la llamada Ley Mordaza, pero admitió que depende de los apoyos parlamentarios que logre. En el caso de la normativa laboral, adujo, ve margen para cambiar algunos aspectos como ultraactividad de los convenios, si no es posible modificar la norma completa.

“Hay que instalar una costumbre de otros Parlamentos, en los que el presidente comparece en el Congreso antes de las cumbres para informar de la posición del Gobierno”, propuso, aseverando que comparecerá ante la Cámara Baja para exponer sus propuestas ante la próxima cumbre europea. Los principales asuntos a tratar son la inmigración y la integración monetaria. "Hay amplio consenso en la Cámara sobre ambos”, dijo. Así, de un lado, Sánchez expuso que su intención es apostar por la creación de fondo de garantía de depósitos comunitario como paso cumbre para la culminación de la unión bancaria. “Vamos a trabajar con el gobierno francés y el alemán”, dijo, para tratar de lograr un acuerdo en este sentido. 

En cuanto al tema migratorio, y la decisión del nuevo Gobierno de acoger al barco de refugiados Aquarius en el puerto de Valencia, Sánchez defendió que “más que un efecto llamada, hay una llamada a la solidaridad europea” ante un drama que podía haberse convertido en una “tragedia humanitaria”. En este sentido, el nuevo inquilino de La Moncloa agradecido la colaboración del Ejecutivo francés, que ha avanzado que acogerá a parte de los inmigrantes, y avanzó que su primer viaje oficial será el próximo sábado a París, para visitar al presidente francés. Se rompe así la tradicional primera visita a Marruecos de cada presidente, pero Sánchez expuso que su Gobierno nace en circunstancias excepcionales y que pretende hacer esta visita en los próximos meses.

Finalmente, Sánchez avanzó que comenzará a reunirse con los presidentes autonómicos en las próximas semanas, incluyendo al nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que confía en ver a primeros de julio para reactivar la comisión bilateral entre el Gobierno central y la comunidad a fin de normalizar los cauces rotos durante el pulso secesionista.

Normas