Entrevista

Toni Roldán: “Hay que igualar el despido de fijos y temporales en 20 días”

El portavoz de C's en la Comisión de Economía del Congreso ofrece facilitar la mayor protección a los eventuales, a cambio de facilitar el despido objetivo procedente

El Congreso debate mañana una proposición de Ley de la formación naranja contra la precariedad laboral

Toni Roldán, portavoz parlamentario de Ciudadanos en la Comisión de Economía.
Toni Roldán, portavoz parlamentario de Ciudadanos en la Comisión de Economía.

"España tiene el mercado laboral más ultraprecario de Europa y tiene que hacer algo para reducir el muro de protección que existe entre los trabajadores temporales y los fijos”. Así opina el portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Economía del Congreso, Toni Roldán, que tiene claro qué es lo que se debería hacer para atajar esta precariedad laboral: establecer un “nuevo modelo laboral” que dote de más protección a los que ahora tienen un empleo temporal y menos a los futuros trabajadores con contrato indefinido.

¿Cómo hacer esto? La formación naranja tiene un plan que se ha plasmado en una Proposición de Ley de lucha contra la precariedad laboral que el Congreso de los Diputados va a debatir mañana. En esta iniciativa, C’s propone “derogar” todos los contratos temporales, salvo los de sustitución (interinidad) y los de formación, y que “toda la nueva contratación laboral sea, de inicio, indefinida”.

Pero que se deroguen los contratos eventuales no quiere decir que todos los nuevos contratos tengan la misma protección que los fijos de ahora.“Para igualar ambas modalidades puedes poner a todos la indemnización actual de los temporales, 12 días por año trabajado, o permitir que todos sean indemnizados con los 20 días del despido objetivo procedente y dar algo más de flexibilidad al empresario”.

Roldán explica que esta mayor flexibilidad consistiría en incluir dos nuevas causas de despido objetivo –como recoge Ciudadanos en su Proposición de Ley– que facilitarían la procedencia de dichos despidos, abonando una indemnización menor que cuando son considerados improcedentes por los jueces y el empresario debe abonar 33 días por año trabajado y un máximo de dos anualidades.

Estas dos nuevas causas de despido objetivo (a 20 días y una anualidad como tope) serían la finalización de la actividad que se estuviera realizando o la amortización del puesto de trabajo, que se produciría si la empresa considera que el empleo que se realiza ya no es necesario. Si bien, Roldán ha aclarado que estas dos nuevas causas de despido objetivo no afectarían a los actuales trabajadores indefinidos sino solo a los nuevos.

Es más, Roldán defiende este planteamiento poque “lo contrario a la flexibilidad laboral es el desempleo”. Y añade: “ahora hay un incentivo brutal al despido y a no hacer indefinidos porque el salto (de protección) en comparación con los temporales es muy grande; hay muy pocas protecciones en los temporales y muchas en los fijos”.

El portavoz económico de Ciudadanos se muestra convencido de que la legislación debería “cambiar radicalmente” de forma que “se ofrezca toda la protección al trabajador para reinsertarse en el mundo laboral, como en los países escandinavos, en lugar de proteger tanto el puesto de trabajo”.

Para que se produza este cambio, la iniciativa legislativa de C’s añade la creación de un sistema de protección del trabajador que se conoce como mochila austriaca y que consiste en la creación de cuentas individuales para cada trabajador, donde el empresario va depositando mes a mes la indemnización del trabajador por adelantado.

De esta forma, cuando el trabajador es despedido, se quiere ir voluntariamente o se jubila, puede disponer de la indemnización que legalmente le corresponda. “Este sistema tiene dos grandes ventajas –asegura Roldán–: facilita la movilidad del trabajador y cuando llega un periodo de crisis financiera, la empresa no tiene que afrontar unos costes laborales gigantescos si tiene que despedir”.

Pero para Roldán es imprescindible que esta reforma se complete con una “revolución de las políticas activas de empleo, para que sirvan para algo y no solo para alimentar chiriguitos de formación que no sirven para nada; no podemos seguir tirando 7.000 millones anuales a la basura, sin saber los índices de reintegración en el mercado laboral ni quién se lleva el dinero”.

Este responsable considera también que “en España hay un problema de datos; no sabemos cuántos parados tenemos”. Por ello, la iniciativa de C’s exige cambios estadísticos y, sobre todo, mayores cruces de datos entre la Seguridad Social, Hacienda y otros organismos. “Tenemos que ser capaces de crear un Linkedin para los que no tienen Linkedin y que conozcan todas las oportunidades de empleo”. Roldán defiende además que los trabajadores de las plataformas digitales “tiendan a ser asalariados convencionales”.

No obstante, hay pocas probabilidades de que esta Proposición salga adelante. Ciudadanos había llegado a acuerdos parciales en materia laboral tanto con el PSOE como con el PP que no han llegado a materializarse. Ahora van al Congreso con su propuesta sin negociar con ninguno de los grandes partidos.

Es más, el debate se producirá con el fondo de la intención del nuevo Gobierno del PSOE de rectificar la reforma laboral de 2012, aunque sea con acuerdos. “El planteamiento de que volver a lo anterior en la legislación laboral es más progresista o más de izquierdas es ridículo. O replanteamos el sistema para que haya igualdad de oportunidades o mantenemos el sistema más anómalo de Europa, que parece que es lo que quiere el PSOE”, reprocha duramente Roldán a los socialistas.

En general, acusa al “bipartidismo” de “defender un modelo de relaciones laborales absolutamente fracasado, porque no se atreven a cambiar las que hay, que son totalmente injustas y regresivas”.

Normas