El Gobierno prevé autorizar hoy la extra de las pensiones con el crédito extraordinario

El Consejo de Ministros dará el visto bueno al uso de más de 7.000 millones del préstamo del Tesoro

Luz verde a la distribución definitiva de los fondos del plan de vivienda

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social trabajaban ayer contrarreloj para poder llevar hoy al Consejo de Ministros la autorización para el abono de la paga extraordinaria de verano a 8,5 millones de pensionistas.

Así, una vez se confirme hoy esta autorización --si un cambio de última hora no retrasa el visto bueno al Consejo de Ministros del viernes siguiente--, la Tesorería de la Seguridad Social podrá dar la orden de pago de los 9.000 millones para abonar la nómina mensual de las pensiones, por un lado, y otros 9.000 millones de la paga extra, por otro.

No obstante, aunque la recaudación de cotizaciones del mes de junio supere los 10.000 millones de euros, estos no será suficientes para financiar los 18.000 millones que costarán estas dos nóminas. Por ello, lo que debe autorizar hoy el Consejo de Ministros es la disposición de algo más de 7.000 millones de euros del crédito adicional de casi 10.200 millones incluido en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, que están prorrogados en la actualidad.

En principio, disponiendo de este dinero del crédito extraordinario el Gobierno no necesitaría, al menos para abonar la paga extra de verano, disponer de dinero del fondo de reserva de las pensiones, en el que actualmente ya solo quedan poco más de 8.000 millones de euros (el 0,73% del PIB).

Esta hucha de las pensiones rozó los 67.000 millones de euros en 2011 cuando Mariano Rajoy llegó al poder y, desde entonces, se ha utilizado año tras año para costear las pagas extra de verano y Navidad de los pensionistas. Dichas pagas no podían costearse en su totalidad con lo recaudado por las cotizaciones debido al desplome recaudatorio de la Seguridad Social por la destrucción de 3,8 millones de empleos.

Otra cosa será cuando el Ejecutivo deba abonar la paga extra de Navidad el próximo mes de diciembre. Entonces, y si el Gobierno no acomete antes cambios normativos que incrementen de manera inmediata la recaudación de la Seguridad Social, sí podría tener que utilizar una parte del fondo de reserva para las pensiones. Si bien esto no es del todo seguro y dependiendo de la marcha de la recaudación de las cotizaciones o de posibles medidas adicionales que aumenten los ingresos, la cantidad que se utilice podría ser pequeña o incluso no tener que retirar dinero de la hucha de las pensiones este año.

De hecho, los Presupuestos Generales del Estado para 2018 –que ahora se están tramitando en el Senado– se aprobarán previsiblemente antes del verano, por lo que estarán plenamente disponibles a final de año, cuando haya que abonar la segunda paga extra del ejercicio a los pensionistas. En estas cuentas públicas, el anterior Gobierno popular ya previó la disposición de 3.826 millones de euros del fondo de reserva. Esta cantidad se sumaría al préstamo del Tesoro a la Seguridad Social de hasta 15.164 millones incluido en el Presupuesto para este mismo concepto. Si bien de este crédito habría que detraer los algo más de 7.000 millones que aprueben disponer hoy para la extra de verano.

Según todo esto, el Gobierno aún dispondría a final de año de más de 7.500 millones del crédito del Tesoro para 2018 con los que costear la extra de Navidad.

No obstante, Trabajo deberá abonar también en los próximos meses el incremento de las pensiones que va desde el 0,25% aprobado a principios de año al 1,6% incluido en los Presupuestos pendientes de aprobación en junio. Y con efectos retroactivos desde enero.

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy también los nombramientos de los responsables de las secretarías de Estado y los subsecretarios de la mayoría de los ministerios que aún están sin designar.

Una vez que se conozcan los nombres de estos responsables la maquinaria ministerial podrá ponerse en marcha y el Ejecutivo comenzará a llevar a los Consejos de Ministros algunas de las medidas que ya ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los miembros de su Ejecutivo, empezando por las de carácter más social.

A propuesta del Ministerio de Fomento, el Consejo de Ministros también tiene previsto aprobar hoy la distribución territorial definitiva entre las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla de las ayudas financieras estatales para instrumentar las subvenciones del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, acordada en la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo, celebrada el 30 de mayo de 2018, por importe de 1.443 millones de euros. Una vez completado este trámite, podrán hacerse efectivos los convenios entre cada comunidad y Fomento y se dará luz verde a la concesión de las ayudas.

 

Cascada de nombramientos

Seguridad Social. El Gobierno nombrará hoy a Octavio Granado secretario de Estado de Seguridad Social, por lo que volverá así a ostentar un cargo que ya ocupó entre 2004 y 2011 bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Fomento. Pedro Saura, portavoz de Economía del Grupo Socialista en la Comisión de Economía del Congreso será nombrado secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento.

Educación. El rector de la UNED, Alejandro Tiana, será secretario de Estado de Educación y Ángeles Heras, será la secretaria de Estado de Universidades. Por su parte, Ana Botella asumirá el cargo de secretaria de Estado de Seguridad.

Normas