Cinco detalles que no puedes dejar pasar si compras un negocio

Decidir qué hacer con los empleados, elaborar un plan de negocio y recibir asesoramiento fiscal es imprescindible

traspasar comprar negocio

Empezar un negocio desde cero da vértigo. Lo dicen todos los emprendedores que han tenido que pasar por dicha experiencia. Hacerse cargo de un negocio traspasado abre una serie de dificultades, que pueden resultar clave a la hora de arrancar con buen pie. Entre ellas destacan la de asumir gastos innecesarios, encontrar problemas con los anteriores empleados o no conocer todas las gestiones e implicaciones legales del negocio. Éstas son las claves a seguir cuando te han traspasado un negocio.

Ventajas iniciales de un negocio ya establecido

Que se trate de un negocio traspasado ofrece una serie de garantías que aportan seguridad, como modelos de negocio ya consolidados o pistas sobre el buen o mal funcionamiento de la empresa. También hay que tener en cuenta que montar una franquicia aporta cierto colchón al emprendedor.

En el momento de tomar las riendas del negocio traspasado, el nuevo propietario tendrá que valorar si quiere o no mantener a la actual plantilla. En este punto hay que tener en cuenta que no se tiene posibilidades de proceder a un despido por causas objetivas, con menor coste de indemnización que el improcedente, ya que el traspaso o venta de un negocio no es ‘per se’ una causa objetiva.

Si se compra el local, se podrá subalquilar una parte para conseguir ingresos extra, se tiene más libertad de venderle o alquilarle en el futuro y será una inversión a largo plazo, ya que es un activo tangible.

Plan de negocio y fiscalidad

El plan de negocio que se elabore debe contener un breve resumen ejecutivo, una descripción de la empresa, sus productos o servicios y su organización (estrategia, estructura, funciones y experiencia de los empleados, público al que se dirige…), un análisis del mercado y la competencia (oferta y demanda, puntos fuertes y débiles...), el plan de venta y las proyecciones de futuro.

Actuar correctamente en términos fiscales es imprescindible y además, puede suponer ahorros sustanciales y beneficiosos, para ambas partes. Es recomendable contar con un asesor con claros conocimientos y evitar dejar esto para el final, ya que podrán llegar sorpresas desagradables, que afecten al plan de negocio original.

Normas