Dimas Gimeno maniobra a la desesperada a pocas horas de su destitución de El Corte Inglés

Arma una estrategia jurídica para acudir a los juzgados de lo mercantil

Quiere desactivar la iniciativa de siete consejeros de destituirle

Dimas Gimeno maniobra a la desesperada a pocas horas de su destitución de El Corte Inglés

El consejo de administración de El Corte Inglés deberá abordar el jueves una decisión histórica en el recorrido de 78 años del grupo distribuidor: el cese de su presidente, Dimas Gimeno.
El máximo órgano de gobierno de la compañía ha fijado para las 12:00 horas del jueves una convocatoria firmada por su secretario, Antonio Hernández-Gil, con un punto principal en el orden del día, el “cese y nombramiento del presidente del consejo de administración”.

Una cita impulsada por los siete consejeros que vienen pidiendo la salida de Gimeno desde el mes de mayo: Víctor del Pozo, Jesús Nuño de la Rosa, Carlos Martínez Echavarría, Florencio Lasaga, Marta y Cristina Álvarez Guil y Paloma García Peña. El artículo 43 de los estatutos de la compañía faculta a al menos un tercio del consejo a “convocarlo indicando el orden del día (...) si, previa petición al presidente, éste sin causa justificada no hubiera hecho la convocatoria en el plazo de un mes”. Estos consejeros entienden que el plazo ya ha expirado, tras trasladarle la petición el pasado 10 de mayo.

Sin embargo, Dimas Gimeno maniobra para anular la cita del jueves. Según ha podido saber CincoDías, Gimeno prevé recurrir la convocatoria a los juzgados de los mercantil en busca de una suspensión cautelar del consejo, ya que, a su juicio, no se ha efectuado con arreglo a los estatutos de El Corte Inglés ni a la Ley de Sociedades de Capital.

Entre otras cuestiones, Gimeno cree que su salida debería pasar primero por una comisión de nombramientos y retribuciones, que en la actualidad no existe. Según el artículo 47-3 de los estatutos, esta tiene “facultades generales de propuesta e informe en materia de nombramientos y ceses”.

El objetivo no es otro que retrasar el debate sobre su permanencia en el cargo hasta el próximo 12 de julio, en un consejo de administración que él mismo convocó ayer, con siete puntos en el orden del día. En él, Gimeno quiere abordar, entre otras cosas, la constitución de una comisión de nombramientos, las “denuncias sobre prácticas irregulares en distintas áreas de negocio de la compañía”, el posicionamiento del consejo “sobre la estrategia de la compañía” y un “plan de sucesión del presidente, de conformidad con las prácticas ordinarias de gobierno corporativo”.
Ya en el consejo ordinario del 30 de mayo, Dimas Gimeno desplegó su plan de negocio para El Corte Inglés, incluida la salida a Bolsa. Aspectos que no fueron sometidos a votación y que el resto de consejeros rechazaron debatir, ya que, explicaron, esas tarea corresponde a los dos consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo. Estos lanzaron el 1 de junio una carta a los empleados de El Corte Inglés donde exponían sus ideas de negocio.

El consejo paralelo convocado por Gimeno se fijó, en un primer momento, para las 11:00 de mañana, una hora antes del consejo convocado por su secretario, después de una reunión entre el propio Gimeno y su previsible sucesor, Jesús Nuño de la Rosa, y que acabó sin consenso alguno.
Finalmente, la fecha definitiva se fijó en el 12 de julio. Fuentes oficiales de El Corte Inglés solo dan validez al consejo de mañana. De prosperar la vía judicial impulsada por Gimeno, el conflicto en el seno de la distribuidora llegaría hasta el verano y a un mes escaso de la junta general de accionistas.

Normas