Ribera anula una polémica medida de Nadal sobre reglas del mercado eléctrico

La primera decisión de la ministra pone fin a la crisis entre Energía y la CNMC

Se ha interpretado como un gesto hacia la independencia del supervisor

Primera decisión de Ribera
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. El País

La nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha aprobado hoy con carácter urgente una orden por la que anula la resolución de la anterior Secretaría de Estado de Energía sobre las nuevas reglas de funcionamiento de los mercados diario e intradiario de producción eléctrica. De esta manera, desbloquea el conflicto abierto por su antecesor, el exministro de Energía, Álvaro Nadal, quien, al aprobar dichas reglas (publicadas el pasado 9 de mayo) dejaba en el limbo las aprobadas previamente por la CNMC, organismo que tiene atribuidas esas competencias.

 El asunto era de suma importancia, pues se trata de reglas imprescindibles para la puesta en marcha del proyecto europeo de mercado intradiario continuo en el que los operadores de mercado y del sistema español han confirmado su participación. Un acoplamiento previsto para hoy mismo y al que España no ha llegado por culpa del conflicto desencadenado por Nadal, ya que dichas reglas son imprescindibles para el funcionamiento de la plataforma.

Con esta primera medida, Ribera deshace uno de los entuertos de Nadal y tiene un gesto hacia la independencia del organismo supervisor. Este había recurrido la resolución de Energía ante la Audiencia Nacional, a la que había solicitado medidas cautelarísimas ante el temor de que llegara la fecha prevista sin que España pudiese participa. Aunque la Audiencia rechazó las cautelarísimas, el pleito queda sin efecto tras la decisión del nuevo ministerio de anular su propia resolución y respetar la de la CNMC.

Pese a todo, este mercado continuo acoplado no podrá funcionar, como poco, hasta dentro de un mes, pues el sistema informático para su aplicación no está listo. O, mejor dicho, Omel lo había adaptado a las reglas aprobadas por el ministerio, pero no a las aprobadas por la CNMC. El operador del mercado se ha comprometido a resolverlo en un plazo de cuatro semanas, según fuentes del sector.

El problema añadido, es que el departamento que dirigía nadal, no siquiera había impugnado la resolución de la CNMC, sino que se había limitado a aprobar unas reglas paralelas, para mayor confusión de los agentes del mercado, que no han sabido a qué atenerse. De nada había servido el profundo malestar que habían trasladado al anterior Ministerio de Energía, cuyas competencias han pasado al de Transición Ecológica.

La orden ayer aprobada revoca la resolución de la Secretaría de Estado de Energía, dirigida por Daniel navua, en la que, por cierto, aún no se ha producido el relevo. Ribera busca un perfil muy técnico para esta secretaría.

En su recurso ante la Audiencia, la CNMC denunció el apropiamiento por el Gobierno de unas reglas para fijar el mercado intradiario, que sirve para ajustar las ofertas al consumo en cada una de las horas, con un volumen de entre un 3% y 5% de la energía. No es el único conflicto judicial iniciado por el organismo que preside José María Marín contra lo que ha considerado un hurto de competenecias por parte de Nadal.

Concretamente, la orden modifica “dos aspectos concretos” de las reglas aprobadas en mayo, “que entran en contradicción con lo aprobado por la CNMC”. Así, deja sin efecto la regla 11, sobre “la obligación de presentar ofertas por cada unidad de venta, que no será de aplicación para el mercado intradiario continuo”, así como el guión relativo a la unidad de oferta de la regla 46.1. Además, en lo no previsto en la resolución de Energía para el mercado intradiario continuo, así como en el caso de contradicción o incompatibilidad con la resolución de la CNMC sobre la metodología de subastas entre España y Portugal, se aplicará lo dispuesto por el supervisor.

La CNMC negoció en su día con su homólogo portugués un sistema transitorio por el que se mantendría para el nuevo mercado intradiario un modelo de subasta parecido al actual para, después, en dos años proceder a su evaluación definitiva y decidir si se modificaba o no.

 

Normas