BPI convoca asamblea para votar su salida de Bolsa

La entidad, controlada por Caixabank, ha convocado una asamblea de accionistas para el 29 de junio

También se votará la limitación de los dividendos a un máximo del 50% de los beneficios.

BPI

El banco portugués BPI, controlado por Caixabank, convocó una asamblea de accionistas para el próximo 29 de junio en la que se votará la salida de Bolsa de la entidad y la limitación de los dividendos a un máximo del 50% de los beneficios. En un comunicado remitido hoy a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa, el banco informó de que el primer punto de la asamblea será la salida de Bolsa.

Caixabank ya había anunciado sus planes para retirar del mercado bolsista a la entidad, de la que tiene en sus manos más del 94% del capital y aspira a hacerse con el 100%. Para ello, el banco catalán ha ofrecido un precio de 1,45 euros por acción para comprar la parte del capital que no controla.

En la asamblea de accionistas también se someterá a votación limitar los dividendos para que se sitúen entre el 30% y el 50% de los beneficios del banco, que en la actualidad no cuenta con ninguna restricción de este tipo.

Los accionistas también votarán en la asamblea la reducción del número de administradores de 20 a 18 y la renuncia de los dos representantes del grupo Allianz, al que Caixabank compró recientemente su participación en la entidad.

Caixabank, que mantenía una participación minoritaria en el BPI desde 1995, cerró con éxito en 2017 su opa sobre el banco portugués y pasó a controlar el 84,5% de su capital, gracias a un desembolso de 644,5 millones de euros.

Normas