Telefónica tendrá cobertura total de fibra en España en 2022

Lanza un plan estratégico para ser la primera operadora europea en llegar a ese objetivo

El grupo seguirá apagando la red de cobre

Conexiones de telecomunicaciones.
Conexiones de telecomunicaciones.

Telefónica ha puesto en marcha en España un plan estratégico en la división de Operaciones y Red hasta el año 2022. Las líneas básicas de este proyecto pasan por el despliegue máximo de fibra óptica hasta el hogar (FTTH), y al mismo tiempo el repliegue de las infraestructuras tradicionales de cobre.

Con el plan, el objetivo de la operadora es terminar de montar toda la fibra óptica en España, y alcanzar una cobertura total de hogares y empresas en el conjunto del país, salvo alguna zona residual. Sin duda, es uno de los desafíos del nuevo equipo de Telefónica España capitaneado por Emilio Gayo, presidente de la compañía, y María Jesús Almazor, la consejera delegada. La teleco alcanzó al cierre de marzo los 19,7 millones de unidades inmobiliarias pasadas con su red de fibra, tras extender la cobertura durante el primer trimestre en cerca de 500.000.

Al mismo tiempo, con su nuevo plan estratégico en Operaciones, la intención de Telefónica pasa por acelerar el desmontaje de las redes de cobre, con el progresivo apagado de centrales. Fuentes del sector señalan que hay una cantidad ingente de cobre aun desplegado, con lo que la tarea es todavía amplia.

De momento, Telefónica prevé cerrar 650 centrales de cobre entre 2018 y 2020, si bien la idea final pasa por el apagado de la red cuanto antes, dado que para la compañía tiene un alto coste el tener abiertas dos grandes infraestructuras nacionales. Ya en 2013, la teleco aprobó un plan para reducir el número de centrales de cobre desde 6.600 a 2.300 en 2020.

Telefónica no necesita autorización expresa para iniciar el proceso de cierre de una central si se ajusta al procedimiento establecido por la CNMC, que incluye un período de garantía para los operadores alternativos, en el que continuará habiendo acceso a la red de cobre. En cualquier caso, el cambio podría acelerarse dada la actual situación en la que la mayor parte de las telecos están dirigiendo ya sus servicios hacia la fibra, donde la demanda es cada vez mayor, en detrimento del cobre.

De esta forma, Telefónica España será una compañía con una red totalmente digital punto a punto. Además, con la culminación de estos proyectos, Telefónica va a convertirse en la primera operadora de Europa y en una de las primeras del mundo en alcanzar una cobertura total de fibra óptica hasta el hogar en país, con el consiguiente apagado del legacy de cobre. Además, la teleco está exportando este modelo a otros países como Brasil.

Plan del Gobierno

De cara al impulso final, fuentes conocedoras del proceso señalan que Telefónica va a tener en cuenta las ayudas y financiación del Plan 300x100, aprobado por el anterior Gobierno en marzo. Este programa contempla una inversión de 525 millones de euros (395 millones de los Fondos Feder y el resto de los presupuestos generales del estado) hasta 2021, y está destinado a cubrir con fibra el 95% de la población en cada provincia, llevando la red a las localidades más pequeñas. “Las ciudades ya están cubiertas con fibra en su casi totalidad”, dicen.

Con el Plan 300x100, a partir de 2019, el Gobierno fijará un objetivo de cobertura en una zona y seleccionará a la compañía con mejor proyecto para la ejecución del despliegue. Con el programa, la fibra se extenderá a 5,96 millones de habitantes de zonas con peor acceso a internet de alta velocidad. Además, se completará el despliegue en pequeñas poblaciones y áreas rurales, y así a reducir la brecha digital.

Las incógnitas se centran en saber si el cambio de Gobierno puede afectar al plan. Fuentes del sector señalan que habrá que esperar a la decisión del Gabinete, si bien recuerdan que la fibra es una cuestión clave para el país, y en este caso, la mayor parte de la aportación procederá de los fondos Feder.

Así, Telefónica busca culminar el despliegue de fibra, que ha absorbido muchos millones de euros desde 2012, cuando el anterior presidente en España, Luis Miguel Gilpérez, lanzó la apuesta por esta tecnología, que ya es clave para el negocio de la compañía.

Cambio en la base de clientes

Migración. La extensión total de la red de fibra hasta el hogar (FTTH) provocará que todos los clientes de Telefónica migren desde el cobre a esta nueva tecnología. Lo cierto es que la compañía ha mantenido el proceso de migración de sus clientes de banda ancha del ADSL tradicional a la fibra en los últimos años.

Posición actual. Al cierre del primer trimestre, Telefónica contaba con 3,55 millones de accesos de FTTH en el mercado español, un 13,5% más que en la misma fecha del ejercicio anterior. La cifra representaba ya el 59% del total de los clientes de banda ancha fija de la operadora, que supera los seis millones, siete puntos porcentuales más que hace un año.

Zonas apartadas. Al mismo tiempo, con respecto a las llamadas zonas residuales, que por su complejidad geográfica es muy difícil que llegue la fibra óptica, Telefónica tiene entre sus planes recurrir a otras tecnologías para llevar internet de alta velocidad. Así, dentro de su catálogo de tecnologías, la compañía contempla el uso de la telefonía móvil 4G y el futuro 5G, así como del acceso a través de las soluciones vía satélite.

Normas