José Luis Pardo: “Trabajamos para brindar una oferta sanitaria al turista extranjero”

El grupo Vithas cree que la hospitalización debe madurar como sector en cuanto a líderes, operadores y convenios privados

Compras y alianzas con aseguradoras, sus estrategias para crecer en el futuro

José Luis Pardo Izquierdo
José Luis Pardo Izquierdo, consejero director general de Vithas.

Con apenas ­cin­co años en el merca­do, se ha convertido en el segundo grupo hospitalario de España –el primero es Quirónsalud–, tras adquirir en 2017 la red Nisa. Así, una vez conquistado el eje mediterráneo, con 19 hospitales, más de 500 millones de euros de facturación y el foco puesto en el turista extranjero, Vithas –cuyo accionista mayoritario es la familia Gallardo, dueños del laboratorio catalán Almirall– se esfuerza por ofrecer una propuesta sanitaria diferenciada, según su consejero director general, José Luis Pardo (Épila, Zaragoza, 1960), que ha trabajado en Adeslas y Arthur Andersen. Esto es, servicio ágil, personalizado y de calidad acreditada, puntualiza. La compañía, que centra su estrategia de crecimiento en alianzas con las aseguradoras de salud, prevé más compras para consolidarse en el mercado doméstico.

¿Qué ha supuesto Nisa para Vithas?

Hemos ganado tamaño. Tenemos 19 hospitales, con algo más de 500 millones de facturación, que nos permiten desarrollar una oferta sanitaria diferenciada y buscar eficiencias, que son los retos de la sanidad privada. También, posicionamiento geográfico. Nisa estaba en ciudades en las que no teníamos ninguna presencia: Valencia, Castellón y Sevilla, y gran parte de sus siete hospitales estaban en el eje mediterráneo, con valor para nosotros porque trabajamos para brindar una oferta sanitaria al turista extranjero.

¿Qué implica una oferta diferenciada?

Que la asistencia sanitaria que se preste esté acreditada por un sistema de calidad específico y reconocido internacionalmente, como la Joint Commission International, que establece protocolos de actuación para evitar errores y daños al paciente en la hospitalización. Contamos con esta certificación en Madrid y Málaga, que también ostenta la Clínica Mayo o el Monte Sinaí. Y que pongamos a disposición del paciente y su familia un servicio ágil y más personal. Tenemos una plataforma digital para la comunicación con Vithas por el móvil y un APS (asesor personal de salud), que facilita el acceso administrativo o la interacción con los médicos y sanitarios.

Con más tamaño, tienes más capacidad para abordar inversiones

¿A qué se deben los movimientos de concentración?

El sector lleva muchos años, casi 20, intentando encontrar liderazgos claros y consolidarse. La oferta está muy atomizada; con hospitales pequeños es muy difícil acometer los retos sanitarios. Con más tamaño, tienes más capacidad para abordar inversiones con frutos a medio plazo. La hospitalización privada todavía tiene que madurar como sector desde el punto de vista de líderes, operadores, alianzas y acuerdos con aseguradoras.

Mencionaba que uno de los objetivos era llegar a los pacientes extranjeros, ¿cómo?

Hay dos tipos de paciente extranjero: el turista, que viene unos días o meses y necesita una atención puntual. O el extranjero, que se desplaza específicamente a España para recibir la asistencia sanitaria. Trabajamos con el primero en el arco mediterráneo porque tenemos más experiencia. La urgencia es lo habitual, y la asistencia traumatológica o cardiológica, pero la atención es cada vez más amplia por la mayor estancia de los turistas. Con el segundo también hacemos esfuerzos, pero es un camino mucho más lento porque tenemos que competir con Alemania, Turquía o Israel, que llevan más tiempo.

José Luis Pardo: “Trabajamos para brindar una oferta sanitaria al turista extranjero”

La actividad hospitalaria crece en torno al 3%, ¿qué factores influyen?

Se debe básicamente al seguro de salud. En los diez años de crisis no decreció en ningún momento el número de asegurados. ¿Por qué? Se ha producido un efecto, y seguirá en el futuro: cada vez más el seguro de salud privado, como alternativa o complemento al Sistema Nacional de Salud, está siendo ofrecido por las empresas o colectivos como un beneficio social. Que el sector crezca al 3% o el 4% anual me parece razonable y puede ir a más si somos capaces de diferenciar la oferta.

¿Con qué aseguradoras trabajan y qué tipo de acuerdos mantienen?

Tenemos conciertos con prácticamente todas las aseguradoras de salud de ámbito nacional y local. Y la cartera de servicios que incluimos en esos acuerdos también es toda la que prestamos. El paciente es el que tiene que discriminar qué pólizas y precios ofrecen mayores garantías según sus necesidades.

Ha declarado que les gusta poco la colaboración público-privada, ¿por qué?

No forma parte de nuestra estrategia. De hecho, la que tenemos, en Vigo y Canarias, representa el 5% de nuestra facturación. Sí estamos en disposición de que, si nos llaman y tenemos la capacidad, lo atendemos.

¿Y la demanda privada pura?

Tiene un peso muy pequeño en España, menor del 10%, y se concentra en especialidades que no están cubiertas ni por el sistema ni por el seguro, como la estética, dental o la reproducción humana.

Las colaboraciones público-privadas han disminuido por razones económicas e ideológicas

En un contexto de envejecimiento de la población y aumento del gasto, ¿qué puede aportar la sanidad privada?

Consigue que una parte no pequeña de la población, el 15% que tiene un seguro de salud, destine recursos propios para ayudar al sistema. Y si esto se reconoce, favorece la penetración de las pólizas.

¿Y en cuanto a las listas de espera?

Podemos aportar colaboraciones puntuales en el área quirúrgica, de consulta o diagnósticos. Históricamente, para los picos de actividad, se suscribían acuerdos público-privados en los que se le daba al paciente la opción de ser atendido en un centro privado, y cuyo coste íntegro asumía el sistema público. Y aún suceden, pero por razones económicas e ideológicas estos conciertos han disminuido. Si hay voluntad política, se puede; nuestros costes son asumibles y eficientes.

¿Contempla otras  compras o alianzas?

La voluntad que tenemos es seguir valorando oportunidades de crecimiento fundamentalmente compras. Tenemos en la mesa algunas operaciones, pero ninguna, lógicamente, que pueda ahora comunicar. Respecto a alianzas, tenemos una participación accionarial minoritaria desde hace poco menos de tres años en Red Asistencial Juaneda, el grupo hospitalario líder en Baleares, que factura cerca de 130 millones de euros. Hay que seguir potenciando en el sector este tipo de alianzas, entre grupos sanitarios, en los próximos años. 

Especialidades y proyectos de investigación

¿Cuál es la principal área de especialización de Vithas?

Los hospitales de Vithas, como es habitual es España, son centros generales. En otros países, los privados se han especializado más y son más monográficos. En España, de los 450 hospitales privados, el 99% es general, que tienen una amplia cartera de servicios: urgencias, cirugía, traumatología, cardiología, partos… Pero tenemos tres unidades diferenciales. La primera, urgencias, que han sido siempre una seña de identidad porque hemos hecho más esfuerzos que otros hospitales en tener un mayor número de médicos para poder atender casos más complejos. Esto se traduce en un millón de urgencias al año. En toda la sanidad privada, en los hospitales privados, se contabilizan 6,6 millones. Aproximadamente, de todas las urgencias que se hacen en España, el 15% se hace en Vithas, cuando nuestra cuota de mercado global es aproximadamente del orden del 8%. Y la segunda y la tercera, de referencia nacional, son la unidad del daño cerebral o neurorehabilitación en daño cerebral, en Valencia, Sevilla y ahora en Vigo, y la de terapia biológica para daños traumatológicos, en Vitoria, liderada por el doctor Mikel Sánchez, un referente en su especialidad en atención a deportistas de élite.

¿Desarrolla algún proyecto de investigación clínica?

En los hospitales privados españoles, en general, no ha sido lo habitual el desarrollo de proyectos de investigación clínica. En Vithas ahora hay proyectos de investigación que, muchas veces, vienen liderados por iniciativa de un médico. Uno de los que tenemos en curso y que queremos desarrollar más a futuro es el de docencia con universidades a través de la Fundación Vithas Nisa (hasta la adquisición de los centros de Nisa no teníamos fundación).  Además del reto que tenemos de hacer más esfuerzos en proyectos de investigación. Hoy por hoy tenemos menos de lo que nos gustaría tener.

Normas