La oposición pone pocos reproches al perfil del nuevo gobernador

Linde dice que la elección es un “enorme acierto del Gobierno”.

La banca destaca la independencia del futuro número uno del instituto supervisor

Comparecencia del Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, en el Congreso
Comparecencia del Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, en el Congreso EL PAÍS

La plantilla del Banco de España celebraba ayer el próximo nombramiento de Pablo Hernández de Cos como nuevo gobernador de la institución supervisora. Prácticamente todos sus compañeros comentaban que “no podía haberse elegido un mejor gobernador”.

Lógico, si se tiene en cuenta que Hernández de Cos es un “hombre de la casa. Se la conoce a la perfección y todo el mundo le conoce a él. Hoy el Banco de España está feliz”, explicaba ayer fuentes de la institución.

Mientras que en el Banco de España el teléfono del futuro gobernador no paraba de sonar para felicitarle, en el Congreso, el ministro de Economía, Román Escolano, defendía su elección como próximo gobernador. Hernández de Cos es un “excelente” e “idóneo” candidato que cuenta con independencia, capacidad técnica, experiencia y prestigio profesional, argumentaba Escolano.

Durante su intervención en la Comisión de Economía del Congreso, Escolano puso en valor la trayectoria profesional de Hernández de Cos, que aún es director general de Economía y Estadística del Banco de España hasta el próximo 8 de junio, que será cuando sustituirá a Luis María Linde, que ha permanecido seis años como gobernador.

El nuevo gobernador “carece de cualquier tipo de vinculación o adscripción política partidista”, destacó Escolano, y se caracteriza por un profundo convencimiento de la necesidad de que los supervisores actúen con independencia y autonomía. “Algo que le permitirá dirigir y representar ante los entes y organismos internacionales a una institución que, para poder cumplir cabalmente sus fines, debe actuar siempre con autonomía respecto de la Administración General del Estado”, recalcó el titular de Economía.

El PSOE fue ayer más beligerante, aunque más por la decisión del Gobierno de nombrar gobernador en plena crisis política que por el perfil de Hernández de Cos. Su portavoz en la Comisión de Economía del Congreso, Pedro Saura, calificó esta actuación de “irresponsable y poco democrático porque lo que se pretende es la colonización de las instituciones y de los organismos”. Y denunció que el Gobierno haya decidido este nombramiento sin consensuarlo y a 48 horas del debate de la moción de censura al Gobierno.

Pese a estas críticas, Saura consideró que Hernández de Cos cumple con gran parte de los requisitos que el PSOE espera para el cargo de gobernador, “pero no todos”. Argumentó que la política monetaria tiene un componente fiscal, o efectos redistributivos que exigen máxima preparación. También indicó que el nuevo gobernador debe ser una persona “con reconocidos conocimientos a nivel europeo e internacional”.

Tradicionalmente, el nombramiento del gobernador era acordado entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, es decir, hasta ahora entre el PP y el PSOE. Varias fuentes financieras han asegurado que ya había una lista de nombres sobre la mesa de ambos partidos para los posibles candidatos para gobernador y para subgobernador, y Hernández de Cos estaba sobre la mesa y no disgustaba a los socialistas.

Ciudadanos, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, o el Grupo Mixto también han afeado la actitud del Gobierno que, tal y como han recordado, tampoco cuenta ya con mayoría.

Sobre el cargo de subgobernador, puesto ocupado ahora por Javier Alonso, en el Banco de España no descartan que pueda seguir otros cuatro años más (lleva dos años y los mandatos son de seis), aunque pondrá su cargo a disposición del nuevo gobernador, que será el que decidirá.

Alonso es bien visto por la banca, como lo es Hernández de Cos, al que destacan, además de su experiencia internacional y de política monetaria, su independencia. Pero entre los candidatos para número dos del Banco de España figuraba una lista defendida por los socialistas, y que el PP podía apoyar como son Margarita Delgado, nombre que en el Banco de España sonaba hasta el lunes, Nadia Calviño, que sigue sonando, o David Vegara, que varias fuentes financieras y políticas aseguran que era hasta el hombre de consenso.

Ahora ha saltado otros nombres del propio Banco de España, como Concha Jiménez, directora general de efectivo y sucursales.

De cualquier forma, el nombramiento de Hernández de Cos llevará consigo un cierto corrimiento en los cargos, ya que deberá nombrarse a otro responsable del departamento de estudios para su sustitución.

Además, se tiene que designar a dos consejeros que deben salir ahora. Uno de ellos es Vicente Salas, miembro del consejo de gobierno y de la comisión Ejecutiva del Banco de España, que fue reelegido por segunda vez en 2012 por el cupo de socialista.

Linde calificó ayer de “absolutamente excelente” el nombramiento de Hernández de Cos para sustituirle al frente del organismo supervisor, y destacó que se trata de una “estupenda” elección y un “enorme acierto del Gobierno”. 

Otras claves

Declaraciones de Linde. El aún gobernador del Banco de España, Luis María Linde ha declarado tras su salida del Senado, que Pablo Hernández de Cos “es un nombramiento absolutamente excelente. Linde ha destacado que Hernández de Cos es un economista “de primera categoría”, una persona con un conocimiento “muy bueno” de Europa, del BCE y de los problemas económicos europeos. Además, ha valorado que su sustituto tiene unas relaciones “muy potentes” en el ámbito europeo.

Los inspectores. Los inspectores del Banco de España, en general, consideran positivo el próximo nombramiento del actual responsable del departamento de estudios del Banco de España como gobernador, aunque miembros de la asociación reconocen que no le conocen.

La banca. Las entidades financieras también aplauden la elección del Gobierno para gobernador. Destacan su perfil independiente y apolítico y su gran experiencia internacional. Solo ponen un pero, consideran que puede tener poca experiencia en temas de supervisión bancaria.

Normas