Colonial impulsará sus ingresos un 70% por la fusión de Axiare y nuevos proyectos

La junta de accionistas de la inmobiliaria aprueba la fusión por absorción de su rival

Estudia quedarse con la cartera logística proveniente de Axiare y espera obtener rentas por 500 millones en un plazo de tres a cinco años

Consejo de Colonial este jueves en la junta de accionistas. Desde la izquierda, Carlos Fernández, maximo accionista; Pere Viñolas, consejero delegado, y Juan José Brugera, presidente.
Consejo de Colonial este jueves en la junta de accionistas. Desde la izquierda, Carlos Fernández, maximo accionista; Pere Viñolas, consejero delegado, y Juan José Brugera, presidente.

La junta de Inmobiliaria Colonial dio este jueves el visto bueno necesario a la fusión por absorción de su rival Axiare, que dará como consecuencia un propietario gigante con inmuebles por valor de 10.803 millones de euros. Por su parte, la junta de Axiare dará el visto bueno este viernes a la integración.

La nueva socimi se convertirá en la segunda mayor socimi de España, tras Merlin Properties, que supera los 11.000 millones en propiedades, y según indicó en la junta Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, la empresa tendrá la segunda mayor cartera de oficinas de Europa y la primera en tamaño en el continente de edificios ubicados en los distritos financieros.

Colonial lanzó una opa en noviembre del pasado año por la totalidad de Axiare por un valor de 1.450 millones, en una empresa que ya controlaba el 15% de la sociedad. Tras el éxito de la opa, pasó a controlar el 87% del capital, además de engordar ahora con 1.700 millones en activos.

Una de las consecuencias de la operación será el aumento de ingresos por alquileres. De hecho, Viñolas avanzó que Colonial “aspira a ser una compañía de 500 millones en rentas”, lo que significa facturar 200 millones más respecto al cierre de 2017 (un 69% adicional).

“La operación tiene sentido inmobiliario, financiero y estratégico”, apuntó Viñolas. Pero no solo el incremento de rentas provendrán por la absorción de Axiare. De los 200 millones adicionales, la mitad, provendrán de la propia Colonial, de los que 30 llegarán gracias a la mejora de los alquileres pagados por las empresas inquilinas y otros 70 millones por los nuevos proyectos en marcha. “Llegaremos a 500 millones en rentas en un plazo medio, entre tres y cinco años”, apuntó.

La inmobiliaria está inmersa en ambiciosos planes de inversión para desarrollar nuevos edificios de oficinas. Su último programa, llamado Alpha III, ha destinado 383 millones para reforzar su cartera, entre lo que destaca el proyecto Campus Méndez Álvaro en Madrid, de 90.000 metros cuadrados, donde además de oficinas se proyecta una parte residencial.

Con la compra de Axiare, la compañía refuerza su presencia en Madrid, una de las tres ubicaciones de la cartera junto a Barcelona y París (bajo su filial SFL).

De la cartera de Axiare, la compañía se hace además con una cartera de naves logísticas por alrededor de 340 millones de euros. en principio, esos activos no son estratégicos para una empresa centrada en oficinas, pero Viñolas reconoció que han comenzado una evaluación para decidir si se venden o abren esa nueva línea de negocio. “Estamos analizando los pros y los contras”, apuntó.

 

 

El accionista mexicano se refuerza en el consejo

Madrid. La junta de accionistas de la histórica inmobiliaria catalana se celebró por primera vez en Madrid, como recordó su presidente Juan José Brugera, tras el cambio de sede decidido por la inestabilidad en Cataluña tras el procés.

Consejo. La junta aprobó el nombramiento de Javier López Casado, consejero delegado de Finaccess, como consejero dominical. El consejo gana un sillón y pasa a contar con 11 miembros. Representa al mexicano Carlos Fernández González, expresidente de la cervecera Corona y consejero de Santander, que es el máximo accionista de la inmobiliaria, con el 18% del capital, y que pasa así a controlar dos puestos.

Capital. Entre otros accionistas relevantes se encuentra Qatar Investment Authority (10%), la familia colombiana Santo Domingo (7%) y la familia perfumera Puig (5%).

Normas