El jefe saliente de NYSE dirigirá ahora las compañías instrumentales que impulsó

Permiten a las empresas cotizar siendo compradas en lugar de mediante las más onerosas OPV

Teléfono colgando en una terminal de la Bolsa de Nueva York.
Teléfono colgando en una terminal de la Bolsa de Nueva York.

El jefe de la Bolsa de Nueva York, Tom Farley se prepara para comer lo que ha cocinado. Farley se va para dirigir una compañía instrumental para adquisiciones (SPAC) de 400 millones de dólares respaldada por el gestor de hedge funds Dan Loeb. En NYSE, Farley ayudó a facilitar la salida a Bolsa de las SPAC. Puede que descubra que hospedar estas compañías instrumentales es más fácil que dirigirlas.

La Bolsa de Nueva York comenzó a bajar el puente levadizo para las SPAC en 2016, proponiendo reglas más simples para su aprobación por la SEC. Las nuevas normas simplemente coincidían con las de Nasdaq, en un intento de atraer vehículos que permitieran a las empresas cotizar en Bolsa siendo compradas en lugar de mediante las más onerosas OPV. Con Farley, NYSE abrió el camino para las salidas directas, como la de Spotify. También supervisó el intento de NYSE de atraer a la petrolera Aramco.

Después de una década sin SPAC, 12 han cotizado en la Bolsa en los últimos 12 meses. El empleador de Farley, la nueva compañía instrumental de Loeb, Far Point Acquisition, aumentará esa cifra. Recaudará fondos de los inversores para construir una plataforma tecnológica que interactúe con el sector de servicios financieros, absorbiendo compañías que son adecuadas para cotizar, pero que aún no lo hacen.

Sin embargo, ejecutar una SPAC es más difícil que atraer una a Bolsa. Farley está familiarizado con los engranajes de los mercados. Pero mientras las empresas de capital privado como TPG y Carlyle han sacado SPAC a Bolsa, algunos hedge funds han tenido dificultades. Highland Acquisition, una instrumental creada por Highland Capital Management, retiró su oferta de 250 millones a finales del año pasado.

Las SPAC tienen que disolverse si no pueden gastar sus fondos en un cierto periodo de tiempo –normalmente, dos años. La SPAC del creador de los Power Rangers Haim Saban, llena de ejecutivos de la industria del entretenimiento, está a punto de cumplir dos años cotizando. Farley tiene que demostrar que puede encontrar inversiones decentes, pero también que valió la pena defender las SPAC desde su Bolsa de Nueva York.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas