Infraestructuras

OHL convoca una junta con reducción del consejo, pero sin el esperado dividendo extraordinario

El órgano de decisión sigue analizando la remuneración a sus accionistas tras la venta de OHL Concesiones

La familia Villar Mir cederá un dominical y se suprimirá el puesto de un independiente

El consejero delegado de OHL, Juan Osuna, junto al presidente de la constructora, Juan Villar-Mir.
El consejero delegado de OHL, Juan Osuna, junto al presidente de la constructora, Juan Villar-Mir.

El esperado súperdividendo de OHL, tras el revulsivo de la venta del área de Concesiones, no ha entrado en el orden del día de la junta ordinaria de accionistas fijada para el próximo 26 de junio. Fuentes cercanas a la constructora aseguran que se mantiene el objetivo de remunerar a los partícipes y añaden que esta materia sigue "bajo análisis".

El consejero delegado, Juan Osuna, afirmó días atrás, en el marco de la presentación del plan estratégico, que una operación como la desinversión en OHL Concesiones merece el reparto de un dividendo. La compañía traspasó la filial concesionaria de infraestructuras al fondo australiano IFM por un precio neto de 2.235 millones de euros tras ajustes (2.775 millones de valor de empresa). La operación fue aprobada en junta extraordinaria el pasado 9 de enero.

Con los fondos captados se ha procedido a recortar deuda y aún quedará colchón para premiar a los accionistas

Con los fondos captados se ha procedido a recortar deuda y aún quedará colchón para premiar a los accionistas pese a la situación de pérdidas que atraviesa el grupo. El resultado neto al cierre de 2017 fue de 12,1 millones en rojo, desde las pérdidas por 432 millones de 2016. El resultado del primer trimestre ya en este 2018 es de 145 millones en negativo. En este contexto, OHL repartió su último dividendo en el verano de 2016, con 0,046 euros brutos por título, tras una fuerte rebaja desde los 0,35 euros del ejercicio anterior o los 0,7 euros de años precedentes.

Adaptación al nuevo perímetro de empresa

Lo que si se someterá a aprobación en la cita de junio es una reducción en el número de consejeros, pasando el órgano de decisión de 12 miembros a diez. Las mismas fuentes apuntan que el accionista de control, Grupo Villar Mir, renunciará a un puesto de dominical, al tiempo que no se renovará el mandato de la independiente Mónica Oriol, que finaliza en este mes de mayo.

De este modo, Grupo Villar pasará de seis a cinco representantes, incluido el presidente Juan Villar-Mir, y la bancada de los independientes se queda con cuatro miembros desde los cinco actuales. Osuna mantiene su puesto del consejero ejecutivo.

Este menor tamaño del consejo responde a la reducción del perímetro de OHL, centrada ahora en el negocio de la construcción.

Normas