7 fotos

Gmail: cómo habilitar y configurar el modo sin conexión

Os contamos cómo activar y configurar una de las últimas funciones que ha agregado Google a su herramienta de correo electrónico

  • Modo sin conexión Gmail
    1Modo sin conexión Gmail Para poder habilitar el nuevo modo sin conexión de Gmail debemos entrar en las opciones de Gmail desde su cliente en un naegador web, como por ejemplo Chrome o Firefox. Debemos pulsar sobre el engranaje que aparece en la parte superior derecha de la pantalla.
  • Modo sin conexión Gmail
    2Modo sin conexión Gmail Ahora se abre un menú desplegable, en el que debemos pulsar sobre la configuración para poder habilitar este nuevo modo. Con él vamos a poder aumentar las tareas que podemos hacer con Gmail incluso cuando no hay conexión activa a Internet.
  • Modo sin conexión Gmail
    3Modo sin conexión Gmail Ahora miramos a la parte superior derecha de los ajustes y configuración de Gmail. Veremos una sección denominada "Sin conexión". Será desde aquí donde podremos activar este nuevo modo, en el que se puede ajustar diferentes aspectos para adaptarlo a nuestras necesidades.
  • Modo sin conexión Gmail
    4Modo sin conexión Gmail Dentro de este menú podemos encontrar la casilla que activa este nuevo modo. Pulsando sobre "Habilitar el correo sin conexión" podemos empezar a utilizar la herramienta de Gmail aunque no haya conexión, como si fuera una aplicación instalada en nuestro ordenador de forma independiente, aunque con ciertas limitaciones.
  • Modo sin conexión Gmail
    5Modo sin conexión Gmail Una vez activada la opción se depliega un nuevo menú. En este podemos ver el espacio que ocupa esta función en el almacenamiento de nuestro ordenador. Además podemos elegir hasta qué fecha se van a almacenar los correos electrónicos de forma física en el PC, en el desplegable se pueden elegir los intervalos que más nos convengan.
  • Modo sin conexión Gmail
    6Modo sin conexión Gmail Por último debes elegir una u otra opción de seguridad, esencial para el funcionamiento de este modo. Debemos seleccionar entre conservar los correos y el espacio que ocupan en el PC de forma automática cuando salimos de Gmail. O bien que cada vez que salgamos de la herramienta se borren, y se sincronicen de nuevo cuando vayamos a utilizar otra vez la aplicación.