El triunfo tecnológico en inglés

Crecen las titulaciones que aúnan diferentes disciplinas, desde sostenibilidad hasta brecha de género

La Universidad Internacional de Cataluña ofrece un grado en Bioingeniería.
La Universidad Internacional de Cataluña ofrece un grado en Bioingeniería.

La oferta de enseñanza superior bulle en España. El curso académico 2017/2018 se ha estrenado con un total de 2.854 grados, 73 más que el anterior, según los datos del Ministerio de Educación. El crecimiento no es puntual. Desde 2013 se han sumado 320 titulaciones en las universidades del país como resultado de la extensión de los programas ya existentes y la creación de otros, aunque en este caso de forma minoritaria.

Las novedades para el próximo curso siguen dominadas por el ámbito tecnológico y la revolución digital: big data, software, ciberseguridad, videojuegos, 3D…, pero surgen cada vez con mayor frecuencia estudios enfocados a la sostenibilidad ambiental, la gestión empresarial y a algunas inquietudes sociales.

Los nuevos grados comparten características: el aprendizaje de las materias en inglés o bilingüe y la interdisciplinariedad. La duración, en términos generales, es de cuatro años y 240 créditos ECTS (European Credit Transfer System).

Las universidades están adoptando estrategias para responder a las nuevas realidades. “Nuestras titulaciones están orientadas a cubrir una demanda de formación no satisfecha; se necesitan nuevos profesionales”, indica Isabel Gutiérrez, vicerrectora de la Carlos III de Madrid. Este centro impartirá tres nuevas carreras: Ingeniería de datos, Empresa y tecnología e Historia y política. Las dos primeras son bilingües, y la tercera, en inglés.

En el Centro Universitario Digital (U-tad) se podrá cursar Ingeniería del software. “Hemos introducido tres menciones de 48 créditos que son ciberseguridad, ingeniería de datos y programación gráfica y sistemas inmersivos y videojuegos. Son especialidades que normalmente se ofrecen en posgrado, pero entendemos que deben aprenderse antes; las empresas nos están pidiendo este tipo de perfiles”, comenta Paco Marzal, coordinador de esta rama. “Hemos acabado con la tiranía de la ingeniería, que la mayoría de las veces supone una criba de alumnos el primer curso. No bajamos el nivel en matemáticas, pero se ha separado el contenido para suavizar la materia”, añade. Se han reservado 90 plazas.

El próximo año académico será realmente el primero para la diplomatura de Bioingeniería de la Universidad Internacional de Cataluña. “Se nos dio el visto bueno tarde y en la primera promoción solo tuvimos 15 alumnos”, admite Román Pérez, director científico de la institución. “Hay programas parecidos, pero el nuestro es único porque también tratamos de mejorar la vida del paciente”, apunta.

Cada vez se ofrece más aprendizaje bilingüe e  íntegramente en lengua extranjera, igual que ‘big
data’ y ciberseguridad

El plan de estudios mezcla ciencia y tecnología en un área multidisciplinar que se centra en la regeneración y sustitución de los tejidos dañados. Los graduados serán ingenieros dentales y/o del aparato locomotor. Además de la selectividad, se precisa un examen de acceso en la propia facultad, donde se incluirá prueba de inglés y una entrevista personal.

Profesiones éticas

Ciencias agrarias y Bioeconomía de la Universidad Politécnica de Madrid se fija en el cambio de vida y el porvenir. “Necesitamos formar profesionales capaces de producir alimentos saludables con calidad, éticos con el entorno social y compatibles con la sostenibilidad del medio, y que, además, tengan unos conceptos sólidos tanto de las bases químicas y

biológicas de la producción de alimentos como de la economía circular”, argumenta la profesora María Blanco.

El entorno es igualmente el eje del grado Paisaje de la Universidad de La Coruña. “Existía la experiencia previa en el máster de arquitectura, pero se necesita una visión más transversal”, opina Nancy Vázquez, vicerrectora del centro. Diseño, restauración, gestión de espacios, infraestructuras públicas, evaluación del impacto ambiental o asesoramiento son algunas de las posibilidades laborales que ofrece esta titulación. Se imparte conjuntamente con la Universidad de Santiago.

La formación de escritores rompe con la tendencia generalista de las últimas titulaciones. La Universidad de Navarra ha diseñado la diplomatura en Literatura y escritura creativa. Ignacio Gil, director de desarrollo de la Facultad de Filosofía y Letras, declara que “la literatura y el mundo digital no están reñidos. Avanza el desarrollo tecnológico y se incrementa el número de lectores y de libros editados”.

Gil desvela que un 25% de los alumnos son internacionales y que la formación incluye dos viajes al extranjero. Los graduados podrán trabajar en edición, crítica, gestión cultural, educación, consultoría de comunicación y agencias de publicidad.

Uno de los más originales y pegados a la actualidad es el de Estudios de género de la Autónoma de Barcelona. “Es innovador porque conjuga materias que antes se estudiaban por separado, como sociología, literatura, geografía o economía a través de lo que denominamos las gafas de género, con el objetivo de transformar la desigualdad entre mujeres y hombres”, señala la titular, Encarnación Bodelón. Consta de tres años, 180 créditos y hay 60 plazas disponibles. “Si quieres mirar distinto, este es tu grado. Nadie existe fuera del género, nos interpela a todos y todas”, dice la profesora Meri Torras.

Se multiplican los dobles grados

Los dobles grados están siendo la vía de crecimiento en programas para un gran número de universidades, como la Complutense de Madrid, que prevé un total de 25 para el curso 2018/2019, entre los que se encuentran Turismo y comercio; Matemáticas-física; Derecho y filosofía, y Administración y dirección de empresas e ingeniería informática.

La Carlos III de Madrid fue la primera en presentarlos. Así lo confirma la vicerrectora Isabel Gutiérrez. “Empezamos en 1993 con Derecho y economía y hemos llegado hasta 11”. Ahora bien, a su juicio, “no todo se resuelve con los dobles grados, que al fin y al cabo dan una visión holística. Las titulaciones con doble enfoque son más profundas e integradas”, asegura.

Otra de las modas académicas en estudios superiores es la formación complementaria sin relación con los posgrados o másteres. Algunas Facultades ofrecen la posibilidad de matricu­larse en asignaturas diferentes a la titulación elegida para elevar las opciones de empleo y mejorar el expediente.

Normas