ArcelorMittal gana un 19% más por la mayor demanda mundial de acero

El grupo confía en que la racha positiva continúe durante el segundo trimestre

China sigue recortando su capacidad industrial y reduce las exportaciones

Instalaciones en Olaberria (Gipuzkoa) de ArcelorMittal.
Instalaciones en Olaberria (Gipuzkoa) de ArcelorMittal.

ArcelorMittal ha crecido en beneficios en el primer trimestre por la mayor demanda mundial de acero, una evolución que responde a la mejora económica a nivel internacional. El grupo de la familia Mittal ganó casi 1.000 millones de euros después de impuestos, un 19 % más. La facturación también creció, asimismo un 19 %, al contabilizar más de 16.000 millones de euros.

Para el segundo trimestre, la mayor siderúrgica del planeta prevé que la demanda de acero siga al alza. Europa mantiene un buen ritmo de pedidos de esta materia prima, así como otros mercados.

El sector siderúrgico también se beneficia del recorte de la capacidad industrial de China, que ha tenido que asumir el bloqueo a sus exportaciones de bobinas por parte de las autoridades comunitarias. El país comunista ha empezado por cerrar las fábricas que suministran acero para tubos de conducción de agua caliente y sanitaria, utilizados en los sistemas de calefacción y aseo de los edificios. El sector sigue con atención la reestructuración de la siderurgia de China para comprobar su alcance real.

Lakshmi Mittal, consejero delegado de la multinacional con sede en Luxemburgo, ha manifestado que las perspectivas del grupo para 2018 "se han reforzado desde el inicio del año" por la citada coyuntura de la demanda internacional y por los ajustes de China. En el arranque del ejercicio, la corporación apostó por un crecimiento de la demanda situado entre el 1,5 % y un 2,5 %, unas estimaciones que Mittal no ha ratificado durante la presentación de los resultados del primer trimestre.

De enero a marzo, ArcelorMittal suministró 21,3 millones de toneladas de acero, un 1,7 % por encima de las entregas realizadas en el último trimestre de 2017 y un 1,4 % más sobre el mismo periodo del año pasado.

La Comisión Europea ha aprobado esta semana la compra de la siderúrgica italiana Ilva por parte de ArcelorMittal. A cambio, la multinacional tiene que desprenderse de varias fábricas, ubicadas en Ostrava (República Checa), Galati (Rumanía), Lieja (Bélgica), Piombino (Italia), Skopje (Macedonia) y Dudelange (Luxemburgo).

Bruselas también ha impuesto a ArcelorMittal que rompa su alianza con la siderúrgica italiana Marcegaglia, con la que formó tándem para comprar Ilva. La multinacional no podrá tampoco comprar acciones de Marcegaglia mientras integra a Ilva.

 

Normas