Pugna entre Cs y el Gobierno madrileño por apropiarse de las rebajas fiscales

El partido naranja presenta una propuesta de ley en la línea de un anteproyecto anunciado por Cifuentes

Ambas iniciativas contemplan rebajar del 9,5% al 9% el primer tramo del IRPF

El portavoz de Cs, Ignacio Aguado, en la Asamblea de Madrid.
El portavoz de Cs, Ignacio Aguado, en la Asamblea de Madrid. Europa Press

Ciudadanos presentó este jueves en la Asamblea de Madrid una proposición de ley que incluye una rebaja del IRPF, deducciones para los padres y una nueva bonificación en el impuesto sobre donaciones. La iniciativa ha irritado al Gobierno madrileño que, tras la dimisión de Cristina Cifuentes, lidera Ángel Garrido. Y ello es así porque el pasado marzo, el Ejecutivo regional presentó un anteproyecto de ley que incluía también una batería de medidas fiscales en la misma línea. De hecho, la rebaja en el IRPF que propone Ciudadanos es idéntica a la que figuraba en la  propuesta que presentó Cifuentes dos meses atrás. 

Fuentes de la formación naranja defienden que han tomado la iniciativa de registrar una proposición de ley para combatir la "parálisis" del Ejecutivo y hacen hincapié en que la propuesta del Gobierno madrileño aún no se ha registrado en la Asamblea. En cambio, desde la Consejería de Hacienda señalan que el anteproyecto sigue el trámite legal y que el Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de ley este mes y lo llevará al Parlamento regional. Así, en la Asamblea habrá dos iniciativas parecidas y, en algún punto, idénticas. 

En concreto, Cifuentes anunció que el tipo impositivo del primer tramo del IRPF bajaría del 9,5% actual al 9%. Ello supone una reducción para todos los contribuyentes, salvo para aquellos que no llegan a los 12.000 euros, límite a partir del cual se empieza a pagar por el IRPF. Para un trabajador que gana 14.000 euros, la rebaja fiscal supone un ahorro de 20 euros anuales. A partir de 15.500 euros, la reducción es igual para todos y asciende a 35 euros anules. Ciudadanos propone la misma rebaja y asegura que ellos ya trabajaban con esta medida antes de que la anunciara Cifuentes. 

El anteproyecto del Gobierno madrileño contempla una deducción del 15% en los gastos de escolaridad de los hijos entre 0 y 3 años y con un límite de 1.000 euros al año. La medida no será aplicable para contribuyentes con una base imponible que supere los 30.000 euros por miembro de la unidad familiar. Ciudadanos incluye también esa propuesta pero sin establecer ningún límite. El partido naranja incorpora una tercera medida en su proposición de ley que consiste en dejar exento de tributar las donaciones entre hermanos que no superen los 500.000 euros. El partido naranja ha impulsado rebajas en el impuesto sobre sucesiones también en otras comunidades como Andalucía o Aragón.

Fuentes del Ejecutivo madrileño señalan que la propuesta fiscal de Ciudadanos es menos ambiciosa que su anteproyecto. Recuerdan que el texto que actualmente está en fase de audiencia pública contempla deducciones en el IRPF por tener mayores a cargo o personas con discapacidad, rebajas tributarias por realizar inversiones empresariales o la ampliación de la deducción por alquiler. Además, en el impuesto sobre sucesiones, el anteproyecto contempla nuevas bonificaciones del 15% para los hermanos y del 10% para los tíos y sobrinos en el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Y, en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, el Ejecutivo madrileño del PP propone una bonificiación del 10% por la compra de vivienda habitual hasta 250.000 euros. 

De momento, tanto el PP y Ciudadanos defenderán sus respectivas propuestas legislativas. Si el PP no logra el apoyo de la formación naranja, acusará a Ciudadanos de impedir una rebaja fiscal para los madrileños. Y viceversa. Ciudadanos acusará al PP de vetar que los contribuyentes paguen menos IRPF si el partido de Garrido no apoya la proposición de ley del partido de Ignacio Aguado. 

Normas