Cuentas públicas

La Airef alerta del riesgo de que las comunidades gasten más de lo permitido

El objetivo de estabilidad, fijado en el 0,4%, se cumplirá de "forma holgada"

Murcia, Extremadura y Valencia son las autonomías que rebasarán el límite este año

El presidente de la Airef, José Luis Escrivá.
El presidente de la Airef, José Luis Escrivá.

Las comunidades autónomas han sorteado ya su etapa más dramática. La mejora de la economía, el esfuerzo realizado por el lado del gasto, el incremento de los recursos fiscales y del sistema de financiación y las condiciones financieras ventajosas del FLA son factores que permiten que hoy las autonomías hayan dejado de ser un foco de preocupación para la sostenibilidad de las finanzas públicas.

El informe sobre los Presupuestos iniciales para 2018 publicado hoy por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) indica que las comunidades tienen margen para cumplir el objetivo de déficit, fijado actualmente en el 0,4%. De hecho, el límite supera el déficit real registrado en 2018 y que fue del 0,3%, lo que implica que en términos agregados no deben realizar ningún esfuerzo.

La Airef considera que el cumplimiento es "muy improbable" para Murcia e "improbable" para Extremadura y la Comunidad Valenciana. En cualquier caso, la Autoridad Fiscal alerta de que sí existe un riesgo de incumplimiento general de la regla de gasto, es decir, las comunidades gastarán por encima de lo permitido. La Airef insiste en que no tiene sentido que no exista una correlación entre el objetivo de déficit y la regla de gasto. Es decir, que muchas comunidades cumplirán el objetivo de déficit, a pesar de gastar más de lo permitido. De hecho, la Airef estima que si las comunidades autónomas cumplieran la regla de gasto, el déficit de las comunidades bajaría al 0,2% del PIB.

Según las previsiones de la Autoridad Fiscal, Andalucía, Baleares y Madrid presentan un riesgo muy alto de incumplimiento de la regla de gasto.

Critica también que los Presupuestos Generales del Estado incluyan una disposición transitoria que permite flexibilizar la regla de gasto para las comunidades con mejor situación. La Airef insiste en su recomendación de establecer objetivos de déficit realistas. La Ley de Estabilidad Presupuestaria impide exigir superávit a un subsector de la Administración, cuando es seguro que los ayuntamientos presentarán un saldo positivo. Ello provoca que el Estado establezca límites más restrictivos para la Administración central y la Seguridad Social, sabiendo que se incumplirán y que serán paliados, al menos parcialmente, por el superávit de los ayuntamientos. La Airef recomienda que se modifique la Ley de Estabilidad para permitir que los objetivos de estabilidad puedan ser de superávit.

Normas