Bruselas advierte a España de que las pensiones y el rescate de las autopistas elevarán el déficit público

Los números rojos se irán cuatro décimas por encima del objetivo del 2,2%, según la CE

El organismo confía en la buena marcha de la economía española a pesar de la tensión en Cataluña

comision europea
El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, presenta las previsiones económicas de primavera de la CE. (AP Photo/Virginia Mayo)

La Comisión Europea teme que la subida de las pensiones, la rebaja fiscal a los salarios más bajos y el rescate de las autopistas quebradas provoque un aumento del déficit público en 2018 y 2019, según las previsiones de primavera publicadas este jueves por el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici.

Bruselas calcula que los números rojos cerrarán este año en el 2,6%, por encima del objetivo del 2,2% previsto en el programa de estabilidad. El deterioro podría ser incluso mayor porque las previsiones solo toman en cuenta la revalorización de las pensiones más bajas y todavía no computan el acuerdo del gobierno de Mariano Rajoy y el PNV para revalorizar la paga de todos los pensionistas.

Aun así, las cifras de la CE apuntan a que el déficit permanecerá claramente por debajo del límite del 3% del Pacto de Estabilidad, tanto este año como en 2019 (1,9%), lo que podría permitir a Bruselas cerrar el procedimiento de déficit excesivo contra España, el único país que seguirá expedientado tras la próxima salida de Francia.

El propio Moscovici ha restado importancia a la desviación del déficit y se muestra convencido de que España saldrá del procedimiento disciplinario según el calendario previsto (en 2019), aunque recuerda que "una vez por debajo del 3%, se deben respetar las normas en materia de déficit estructural".

Por lo demás, la Comisión Europea pinta un panorama color de rosa, con la economía española creciendo en 2017, por tercer año consecutivo, por encima de la media de la zona euro (3,1% frente a 2,4%). Y la tendencia se mantendrá en los próximos ejercicios.

Bruselas revisa tres décimas al alza la previsión de crecimiento de la economía española en 2018 y 2019, hasta el 2,9% y el 2,4% respectivamente. La CE confía en la buena marcha de España, gracias al consumo interno, el incremento de las exportaciones y el aumento de la inversión, incluida la del sector de la construcción, que podría rebotar con fuerza a partir de este año.

El organismo comunitario sigue minimizando el impacto económico del conflicto en Cataluña, la comunidad autónoma con mayor PIB de España, que lleva seis meses sin gobierno autonómico e intervenida por el Gobierno central. "Las consecuencias de los acontecimientos en Cataluña son hasta ahora muy limitadas y el PIB [español] creció un 0,7% tanto en el tercer trimestre de 2017 [atentados en Cataluña] como en el cuarto [período de la aplicación del artículo 155 y de las elecciones autonómicas]".

La Comisión también augura que se mantendrá a buen ritmo la creación de empleo, aunque a un ritmo moderado (2,6% este año y 2,3%  en 2019). Bruselas calcula que la tasa de paro caerá por debajo del 14% el año que viene, el umbral más bajo desde el inicio de la crisis en 2008.

Normas