Deoleo redujo pérdidas un 81% en el primer trimestre

El fabricante de aceite de oliva tuvo un resultado negativo de 1,5 millones

Sus ingresos cayeron casi un 8% hasta 161 millones por el descenso del consumo

Deoleo redujo pérdidas un 81% en el primer trimestre

Deoleo, fabricante de aceites de oliva propietario de marcas como Carbonell, cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas de 1,5 millones de euros, lo que mejora de forma considerable el resultado del mismo periodo del año pasado. Entonces, la compañía perdió 7,6 millones, por lo que la mejora es del 81%. 

Peor se comportaron las ventas del grupo. Estas alcanzaron los 161,5 millones de euros, un 7,8% menos. La empresa lo explica por la caída del consumo de aceite de oliva en los principales mercados, España, Italia y Estados Unidos, por los altos precios en los lineales. Deoleo confía en que la caída de precios en origen que está viviendo su actividad, del orden del 20% debido a la mejor disponibilidad de materia prima y las lluvias de los últimos meses, los datos de consumo mejoren en tanto que esa caída se traslade al precio final en los lineales.

El resultado de explotación (EBIT) creció un 90%, hasta los 4,4 millones, aunque el ebitda empeoró un 27%, de los 11,8 millones del primer trimestre del año pasado a los 8,5 de este. La explicación, dice la empresa, está en el impacto del tipo de cambio euro/dólar estadounidense y la ralentización de las ventas en India. Allí la compañía ha iniciado un proceso de cambio en el modelo de distribución, que Deoleo asumirá por completo. España e Italia siguen siendo los principales mercados para la empresa, propiedad del fondo de inversión CVC. En ellos genera casi la mitad de su facturación, 79,4 millones de euros aunque esta empeoró un 2% respecto al año pasado.

Deoleo cerró el ejercicio 2017 con unas pérdidas de 18,4 millones de euros, lo que supuso un recorte del 90% en el resultado negativo cosechado en 2016, cuando se declararó la causa de disoluciónEl grupo acometió un recorte en los costes operativos y gastos no recurrentes de un 60%, hasta los 14 millones de euros. Entre las medidas adoptadas destacaron el cierre de fábricas y el recorte de plantilla tanto en España como en Italia.

A principios de este mes, el consejo de administración de la productora de aceite de oliva aprobó un plan de inversiones de 50 millones de euros para la expansión en mercados internacionales con un alto potencial de crecimiento".

Normas